Informe

Qué tiene dentro tu PC

20 enero 2015

20 enero 2015

Un PC esconde multitud de elementos que los usuarios a veces ni conocen, pues a muchos les basta con que el ordenador ofrezca buen rendimiento. Conocer tu PC por dentro resulta muy útil, y más sabiendo que se trata de una herramienta ya imprescindible para el trabajo y el ocio.

Un PC se compone de multitud de elementos que a los usuarios muchas veces poco les importan, pues les basta con que el ordenador les ofrezca un buen rendimiento. Sin embargo, conocer qué tiene dentro un PC resulta muy útil, y más teniendo en cuenta que, para la mayoría, un PC es una herramienta ya imprescindible para el trabajo y el ocio.

Procesador, el corazón del PC

El procesador o CPU (Unidad Central de Procesamiento) es el motor del aparato y todas las operaciones que se realizan con un PC pasan por él. Todos los procesadores modernos son multicore; es decir, integran en el mismo chip, múltiples CPU que trabajan en paralelo. La frecuencia de funcionamiento, generalmente entre 2 y 4 GHz, refleja la velocidad de cálculo del procesador. En cambio, actualmente la comparación, teniendo en cuenta la velocidad, únicamente tiene sentido entre procesadores de la misma familia, mientras que entre diferentes CPU es más relevante la arquitectura y el número de núcleos.

Los que se venden actualmente en las tiendas son más que suficientes para realizar tareas de oficina. De hecho, los equipos que ya tienen unos años suelen ralentizarse, pero no por la obsolescencia del procesador, sino por el deterioro progresivo del sistema operativo, que es incapaz de gestionar de forma eficaz los recursos. El  problema se remedia formateando el PC y reinstalando el sistema operativo, operación que se debe hacer una vez cada dos años.

Si se trata de un procesador Intel, figurará en la etiqueta el modelo del procesador "Atom", "Celeron" y "Pentium", que son de gama baja. Los Core i3 y Core i5 son de gama media, mientras que Core i7 es de gama alta. En  los Core, los más modernos son de cuarta generación y es fácilmente reconocible por las especificaciones, que irán seguidos por un número de 4 cifras que debe empezar por 4. Por ejemplo, Intel Core i5 - 4XXX. Éstos aseguran mejor rendimiento y mayor ahorro de energía que las series anteriores.

Si es un procesador AMD, puede verse también el modelo del mismo. A6 y A8 son de gama media mientras que A10 y FX son de gama alta.

RAM, memoria volátil

Mantiene un registro de todos los datos y programas en uso. Con más memoria disponible es posible mantener más aplicaciones abiertas al mismo tiempo. Es una memoria volátil, pues, a diferencia de la memoria ROM, se elimina cada vez que se apaga el ordenador.

¿Cuánta se necesita? Los 4 GB ofrecidos normalmente son más que suficientes para las tareas domésticas y de oficina más comunes, mientras que 8 pueden servir sólo para quienes necesitan utilizar aplicaciones que precisan de mucha memoria, como los más modernos videojuegos. En cualquier caso, esta memoria puede ampliarse, siempre que haya una segunda ranura para ello. Puede adquirirse de 4GB y posteriormente completarla comprando otros 4GB de memoria RAM. Los fabricantes suelen indicarlo como memoria máxima disponible.

Disco duro

Además del sistema operativo en sí mismo, contiene programas instalados y todos los datos guardados por el usuario. Esta capacidad suele estar entre los 500 GB y 2 TB; o sea, 2.000 GB. Puede ser una buena opción elegir el disco duro con menos memoria e invertir en la compra de un disco duro externo, muy útil para copias de seguridad (backups).

Más veloces pero también más caros son los llamados discos de estado sólido, o SSD, que en lugar de un disco magnético giratorio emplean memorias flash similares a las de las llaves USB. En este caso se parte de modelos con solo 128 GB hasta un máximo de 512 GB.

Tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica se encarga de todo lo relacionado con las imágenes en el ordenador y sirve principalmente para los juegos y el procesado de fotos y vídeos. Se compone principalmente de un procesador gráfico o GPU (Unidad de procesamiento gráfico) y una memoria gráfica. Es mejor elegir tarjetas que tengan al menos 2 GB de memoria dedicada, aunque de nada sirve mucha memoria si la GPU no tiene suficiente potencia de cálculo.

Aunque no todos los ordenadores la incluyen. En los portátiles de gama más baja, el procesador gráfico va integrado en el procesador central y comparte con él la memoria RAM. Así, cuando se ejecutan varios programas a la vez, como por ejemplo el navegador web y la reproducción de un vídeo en HD, ambos utilizan a un tiempo la misma memoria RAM y puede ralentizarse el proceso. Únicamente los mejores modelos de los últimos procesadores AMD e Intel tienen un procesador gráfico integrado con una cierta potencia, capaz de ejecutar algunos juegos más recientes.

Si el procesador gráfico no estuviera integrado, figuraría la etiqueta de la tarjeta gráfica con la marca, el modelo y la memoria dedicada expresada en GB. Las más comunes son Nvidia y AMD.

Accesorios

Los lectores / grabadores de CD y DVD están casi siempre presentes en los ordenadores, salvo en los portátiles muy delgados, conocidos como ultrabooks. Su utilidad, sin embargo, se ha reducido por la llegada de las memorias USB.

Los puertos USB permiten conectar al ordenador la mayor parte de los periféricos. Por ello, si se opta por un ordenador de sobremesa, éste deberá tener al menos un par de ellos en la parte frontal de la caja; los traseros son de difícil acceso. En los equipos portátiles son necesarios al menos dos. Pero si hay más, mejor.

Nunca debe faltar una salida de vídeo, y si son dos, mejor: uno analógico (VGA) sólo para video y uno HDMI, para audio y vídeo en alta definición y compatible con las entradas digitalesde los televisores modernos.


Imprimir Enviar por email