Informe

Chromebooks y otros dispositivos: ¿cuál compro?

23 marzo 2015
chrome

23 marzo 2015

Los chromebooks recuerdan por su aspecto a los portátiles de toda la vida, pero por dentro son muy diferentes y todas las tareas las realizan de manera online. Te ayudamos a valorar si necesitas uno o, por el contrario, te va más un ordenador con Windows o una tableta.


¿Qué es un chromebook?

Existen multitud de dispositivos informáticos en la actualidad, hasta el punto de que el consumidor no demasiado familiarizado con ellos se acaba perdiendo entre tanta oferta.

Uno de estos nuevos dispositivos es el denominado chromebook. Al menos en su aspecto externo, un chromebook es un aparato muy similar a un ultrabook, pero por dentro es muy diferente y el sistema operativo Chrome OS hace que su uso sea también totalmente distinto. Básicamente, este sistema es casi idéntico al del navegador web Chrome y todas las tareas se realizan de manera online, tanto el procesamiento como el almacenamiento.

Hardware menos potente

El hecho de que todo el procesamiento se realice en la nube, conlleva que no sea necesario un hardware demasiado potente, lo que repercute en un menor precio. Éstas son algunas de las particularidades de los chromebooks:

  • Utilizan procesadores de gama baja (Intel Celeron), disponen de poca memoria RAM (2GB) y cuentan con un disco de estado sólido pequeño, de 16 o 32 GB.
  • Cuentan con las conexiones habituales: HDMI, varios puertos USB y conector para los auriculares.
  • Son relativamente ligeros, pues pesan menos de 1,5Kg, y son muy estables, no como los convertibles o las tabletas con teclados, que resultan incómodos para trabajar.
  • Sus pantallas son de buena calidad y tienen un tamaño similar a los ultrabooks, entre 11 y 14 pulgadas. También cuentan con una webcam para realizar videollamadas.
  • El sonido no es uno de sus fuertes, ya que sus altavoces no destacan, aunque con unos auriculares se puede mantener perfectamente una videoconferencia.
  • Destacan  por su batería, que permite entre 8 y 13 horas de navegación por Internet conectado a wifi y entre 8 y 10 horas de reproducción de vídeo.
  • El rendimiento en su conjunto es bueno. Son muy rápidos en el arranque, para lo que necesitan únicamente entre 8 y 13 segundos, y el procesado de documentos es aceptable. Con una buena conexión a Internet, no debería notarse que los componentes hardware son de menor calidad que los de otros portátiles de precio muy superior. 

Software con Chrome

Los chromebooks se venden con el sistema operativo Chrome instalado. Necesitan Internet para la mayoría de sus funciones y están vinculados a las herramientas de Google para todo lo demás.

La instalación inicial es muy sencilla. Basta con introducir una cuenta de Google y automáticamente se cargará toda la información y preferencias del usuario, que podrá acceder así a todos sus documentos de Google Drive. Todas las herramientas de Google se sincronizarán automáticamente: los  sitios de Google Maps, los correos de Gmail, los favoritos del navegador web Chrome, los contactos  de Hangouts, los eventos de Google Calendar, etc. 

Permite  el uso de varias cuentas para que puedan utilizarlo varias personas, además de una cuenta de invitado sin ningún tipo de información personal almacenada.

La ventaja de tenerlo todo sincronizado en la nube es clara: si el usuario pierde el ordenador o éste se rompe, bastará con que se haga con otro chromebook, y con que entre logado a la cuenta para recuperarlo todo. Otra ventaja de la nube es que el usuario podrá acceder a todos sus documentos desde cualquier ordenador, tableta o móvil que tenga Internet.

Cada chromebook se vende con un espacio de almacenamiento gratuito en la nube de 100GB durante 2 años.


Imprimir Enviar por email