Informe

Nueva Xbox One Slim, ¿merece la pena?

01 septiembre 2016
Consola Xbox One Slim

01 septiembre 2016

Más compacta, potente y con reproductor Blu-ray 4K, la Xbox One Slim, de Microsoft, resulta un dispositivo más atractivo que la Xbox One original. Sin embargo, aunque la aparición de este último modelo fue en 2014, todavía se puede considerar una consola moderna y con un buen rendimiento al nivel de la PS4 de Sony.

Xbox One Slim: un rival a la altura

Al ser más compacta y contar con reproductor Blu-ray 4K integrado, capacidad de streaming de video 4K y escalado de juegos a 4K (también compatible con los futuros juegos en HDR), la Xbox One Slim se convierte en una consola más potente que su predecesora y en un rival mucho más respetable para la Sony PS4.

El reproductor Blu-ray 4K integrado puede ser muy interesante para los amantes de la mayor calidad de video que ya tienen un televisor 4K (especialmente teniendo en cuenta el elevado precio de un reproductor Blu-ray 4K por separado). Para aquellos que estaban pensando en adquirir un reproductor Blu-ray 4K, este es un gran aspecto a tener en cuenta.

Todos los juegos actuales de Xbox One podrán ser utilizados en la nueva consola, así como sus accesorios. Por contra, a aquellos que ya disponen de la Xbox One no les merecerá la pena pasarse a la nueva, pero para los que estén pensando en adquirir una consola nueva la Xbox One Slim es una opción interesante a la altura de la PS4 de Sony. De momento solo está disponible la versión más cara de 2TB, pero a finales de Septiembre se pondrán a la venta las versiones de 500GB y 1TB, más asequibles. Esto puede incluso que obligue a su rival a rebajar el precio de la PS4.

Pero si miramos a un futuro próximo, Sony tiene preparada la llegada de sus nuevas PS4 Slim y Neo, que tendrían mayor rendimiento gráfico que esta Xbox Slim, permitiendo un mayor soporte para juegos de realidad virtual. Asimismo, también  para finales de 2017 se espera la llegada de una Xbox totalmente nueva, probablemente llamada Xbox One Scorpio. Según Microsoft, tendrá un procesador de gráficos mucho más potente lo que permitará jugar a juegos en 4K nativo.