Guía de compra

Guía de compra de discos duros portátiles

22 abril 2016

22 abril 2016

Section

¿Imágenes, vídeo o ficheros de música ocupan la memoria de tu ordenador? Un disco duro externo es la mejor solución para almacenar esos ficheros a un precio asequible. Cada vez son más los usuarios que deciden ampliar la capacidad de su ordenador con un disco duro externo.

Tipos de discos duros externos

Los discos duros externos son una memoria adicional, de capacidad variable, que permiten al usuario almacenar información. Hay distintos tipos:

  • Discos duros de escritorio o sobremesa. Son discos duros de capacidad variable (oscilan entre 250 GB y 1 TB) que funcionan conectados a la corriente eléctrica.
  • Discos duros externos multimedia. Además de almacenar los ficheros de películas, fotos o música, son también capaces de reproducirlos. Los discos duros externos multimedia cuentan con un mando a distancia y es posible conectarlos al televisor o al equipo de música para ver los ficheros almacenados en ellos. Su precio oscila sobre los 150 euros, pero se pueden encontrar algunos a partir de 120 euros dependiendo del establecimiento. Si lo estás buscando con sintonizador de TDT o funciones de grabación, te costará unos 30 euros más.
  • Discos duros portátiles. Son pequeños dispositivos que permiten almacenar ficheros, descargando así la memoria del ordenador. Su capacidad es más limitada y tienen un precio más reducido que los discos duros de sobremesa. No requieren una alimentación eléctrica independiente, sino que se conectan sin más al puerto USB del ordenador. Se pueden comprar a partir de 90 euros, aunque por lo general no bajan de los 100 euros.
  • Discos de almacenamiento en red. Tienen conexión en red para poder conectarlos con todos los ordenadores de casa. Los hay con conexión Ethernet, Gigabit Ethernet (más veloz) y WiFi (inalámbrica). Esta conexión incrementa el precio en unos 30 euros.
  • Sistema de discos duros RAID (Redundant Array of Independent Disks). Es una solución de varios discos duros para realizar copias de seguridad profesionales. Incorporan 2 o más discos duros por si fallara alguno de ellos.

Las conexiones son clave

Dependiendo de las conexiones que tenga el disco duro podrá conectarlo con unos y otros dispositivos a distintas velocidades.

  • USB. Es la conexión más común en todos ellos y debe tenerla sí o sí. Tendrás que elegir entre USB 2.0 o 3.0, aunque ambos conectores son compatibles. La diferencia está en la velocidad de transferencia de los datos: cuando se copian ficheros pequeños la velocidad entre uno y otro no es muy grande, pero cuando se copian grandes ficheros la conexión USB 3.0 resulta el doble de rápida que el USB 2.0.
  • Thunderbolt. Creada conjuntamente por Apple e Intel, ofrece una alternativa al USB. Esta conexión es el doble de rápida que el USB 3.0, aunque de momento sólo está disponible en algunos ordenadores de Apple.
  • Firewire. La velocidad de transferencia es similar al USB. La ventaja reside en que si tu disco duro dispone de ella, liberará uno de los puertos USB de tu ordenador para que puedas usarlo con otros dispositivos (ratón, memoria USB, etc).
  • eSATA. Esta conexión es para los más profesionales. Permite una mayor velocidad con respecto a todas las demás.

Te enseñamos a cuidar tu disco duro

  1. No lo muevas y evita que sufra algún golpe.
  2. Formatea a NTFS.
  3. Desconéctalo de forma segura y no enrolles demasiado el cable.
  4. No lo expongas a temperaturas extremas.
  5. Realiza un duplicado de la copia de seguridad en algún otro sitio por si tu disco duro se rompe.

Imprimir Enviar por email