Noticia

Banca on line: decálogo de seguridad

13 octubre 2011

13 octubre 2011

Opera seguro a través de internet con este decálogo de seguridad en la red. Ponlo en práctica y evita que los ciberdelincuentes se hagan con tus datos, tu información o tu dinero.

El número de fraudes en las transacciones bancarias y monetarias por internet es preocupante. ¿Cómo evitar estos problemas y operar con tranquilidad por la red? La prevención es la mejor defensa. Aquí tienes 10 reglas básicas de seguridad: si las pones en práctica, los ciberdelincuentes lo tendrán difícil para hacerse con tus datos o con tu dinero.

  • 1. Si dispones de un DNI electrónico y tu entidad lo permite, accede a tus cuentas a través del DNIe: es mucho más seguro que hacerlo con claves.
  • 2. Si sigues utilizando claves, mantenlas siempre en secreto: no las anotes en ningún sitio, y desde luego, no crees un documento en el ordenador que las contenga. Sigue los mismos consejos para las claves del DNIe.
  • 3. Usa claves aleatorias, que no coincidan con fecha de cumpleaños, matrícula del coche o similares. Tampoco es conveniente utilizar palabras genéricas sin modificar, ya que existen delincuentes que utilizan programas que prueban miles de palabras de uso común como contraseña, por lo que es mejor no usar palabras que vengan en un diccionario. Una buena idea es utilizar combinaciones de letras y números. Conviene cambiar las claves periódicamente, y desde luego siempre que intuyas que pueden ser conocidas.
  • 4. Desconfía de los mensajes de correo electrónico o SMS procedentes de supuestas entidades bancarias. Confirma llamando a tu sucursal bancaria cualquier petición de datos de banca electrónica que recibas.
  • 5. Si usas ordenadores distintos al tuyo, o acudes a locutorios o cibercafés, no accedas a tu banco. Nadie garantiza que el ordenador que uses no esté infectado por algún virus diseñado para capturar tus datos personales o las claves. Si no tienes más remedio que hacerlo, cambia las claves lo antes posible desde un ordenador seguro.
  • 6. Una vez que hayas accedido a la entidad, no abandones el ordenador hasta que no termine la sesión.
  • 7. Cuando termines las operaciones, no olvides pulsar el botón de desconectar para cerrar la sesión. Conviene que cierres el navegador.
  • 8. Es imprescindible mantener actualizado el sistema operativo, el navegador y el antivirus, además de contar con un cortafuegos que permita aislar nuestro PC de ataques externos.
  • 9. Acceder al banco a través del DNI electrónico es más seguro, pero también hay que tener precauciones. Por ejemplo, una vez hayas autenticado o firmado electrónicamente una operación, debes retirar el DNI del lector.
  • 10. Si utilizas sistemas Windows, trabaja con una cuenta de usuario que no tenga privilegios de administrador. De esta forma evitarás que se instalen muchos programas maliciosos.

Imprimir Enviar por email