Noticia

Apple rectifica tras la presión de los consumidores

03 abril 2012

03 abril 2012

Apple reacciona a la denuncia de la OCU y otras 10 asociaciones de consumidores. A falta de que se confirme en la práctica, la compañía de la manzana admite que en Europa sus productos deberán tener 2 años de garantía y no uno, como venía ofreciendo hasta ahora.

Hace 2 semanas la OCU y otras 10 organizaciones de consumidores europeas plantaron cara a uno de los gigantes de la tecnología de consumo. Denunciamos que Apple se saltaba la Ley al ofrecer 1 año de garantía para sus productos, en lugar de los 2 obligatorios. Si se quiere ampliar este año, Apple intenta vender a sus clientes una engañosa "extensión" de garantía llamada Apple Care Protection Plan. En la práctica supone cobrar por algo que los consumidores tienen por derecho.   

Como reacción a esta presión, Apple ha modificado la información que ofrece en su web, introduciendo una breve nota que redirige a una tabla en la que se compara la legislación europea, la garantía de un año de Apple y el Apple Care Protection Plan. En esta misma sección se especifica que, si el producto se compra en Europa, a la garantía Apple se suma el segundo año de la legislación europea.

Solo es el primer paso... queremos más

Esta pequeña victoria no debe hacernos perder de vista el objetivo final. Se trata de un primer paso en el camino correcto, pero aún insuficiente:

  • Es necesario que esta información se traslade cuanto antes a los vendedores de las tiendas físicas, que a día de hoy siguen ofreciendo la garantía de un año y no parecen haber sido informados de este cambio de condiciones por parte de Apple.
  • La presencia del enlace a las nuevas condiciones se limita a una minúscula nota al pie que será fácilmente ignorada por la mayoría de internautas. Apple tiene que dar más difusión a una decisión que, de confirmarse, afecta a los usuarios de sus productos.
  • Muchos fabricantes de ordenadores y electrónica (como Toshiba, Acer y HP) también se limitan a ofrecer 1 año de garantía, ignorando así la normativa comunitaria. Confiamos en que nuestra acción contra Apple, uno de los grandes del sector, sirva para que el resto aprenda la lección.

 


Imprimir Enviar por email