Informe

Lo que te cuesta el roaming

28 junio 2018
roaming

28 junio 2018

El roaming es lo que te permite usar el móvil en otro país y consiste en que un operador extranjero cobra a tu compañía si llamas o te llaman. Desde el 15 de junio del 2017 el roaming desapareció en la UE  pero sigue existiendo en el resto de los países. Descubre qué problemas pueden derivarse de su uso.

Para que el roaming no sea un problema

  • 1. Contacta con tu operador antes de viajar: sobre todo si es la primera vez que vas al extranjero con ese operador. Debes confirmar con tu operador que el roaming está activado. Y si viajas a un destino poco habitual, comprueba que tu compañía tiene acuerdos de roaming en el país de destino. 
  • 2. Infórmate de las tarifas que te van a aplicar por defecto. Recuerda que se paga tanto por llamar como por recibir llamadas, aunque no por recibir SMS.
  • 3. Revisa bien las ofertas: es probable que tu operador intente endilgarte una “oferta de roaming” cuando llames para informarte. No la contrates a no ser que tengas muy claro que te interesa. Estas “ofertas” son a menudo más caras si no se adaptan bien al uso que vas a realizar del móvil.
  • 4. Apaga el modo datos: esta norma general te ahorrará muchos disgustos. Desactiva la sincronización de aplicaciones como el correo electrónico y la conexión a internet de tu móvil cuando estés en el extranjero. Si la necesitas, utiliza el wifi cuando lo haya o actívala puntualmente, así evitarás sustos en la factura. 
  • 5. Cuidado en aviones y barcos: en algunos aviones ya puedes usar el móvil, pero a precios desorbitados. Y si te vas de crucero, te la juegas: muchos barcos cuentan con un servicio telefónico vía satélite al que tu móvil podría conectarse automáticamente. Las tarifas son astronómicas. Mejor apaga el teléfono o controla a mano a qué red te estás conectando. (NUNCA uses el satélite y busca las redes de los países a los que se acerque el barco). 
  • 6. Cuidado en zonas fronterizas. Si resides o visitas zonas próximas a la frontera de algún país es probable que en algún momento se conecte automáticamente con una red de ese país. Desactiva e roaming, puedes hacerlo desde el área de clientes o desde tu propia app.
  • 7. Cuidado con los viajes fuera de la UE.  Europa no es sinónimo de Unión Europea. De hecho, muchos de los países europeos no pertenecen a la UE. Ten cuidado con las conexiones a países como Andorra o Suiza, ya que tu factura se resentirá.
  • 8. Evita llamar a números especiales. Los números especiales tipo 902, 806, 807... también tienen su equivalente en otros países y las tarifas a aplicar son increíblemente elevadas. Trata de evitarlos. Son habituales en las centrales de reservas, teléfonos de información de compañías aéreas...
  • 9. Si no tienes permanencia, cambia de operador si viajas con frecuencias o vas a estar de viaje muchos días y tu operador aplica tarifas elevadas en ese destino. Un cambio de operador puede ayudarte a ahorrar en tu factura.
  • 10. Contrata una nueva línea.  Una opción interesante es contratar una nueva línea de prepago en  el país de destino. Las llamadas hacia España serán internacionales por lo que te pueden salir caras si no están incluidas, pero te permitirá usar a muy buen precio internet en el móvil con todo lo que eso implica: whataspp, llamadas con Voip...