Informe

Lo que te cuesta el roaming

28 junio 2018
roaming

28 junio 2018

El roaming es lo que te permite usar el móvil en otro país y consiste en que un operador extranjero cobra a tu compañía si llamas o te llaman. Desde el 15 de junio del 2017 el roaming desapareció en la UE  pero sigue existiendo en el resto de los países. Descubre qué problemas pueden derivarse de su uso.

Dentro de la Unión Europea

Los cambios normativos vigentes desde el 15 de junio de 2017 permiten a los consumidores emitir y recibir llamadas y también navegar como hacen en casa, no importa si son de contrato o prepago, al viajar a cualquiera de los estados miembros de la UE.

Esta medida afecta a los 28 estados miembros de la UE y, próximamente, está previsto que también se implemente en los países del Espacio Económico Europeo: Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Uso abusivo

La abolición del roaming está planteada para hacer un uso normal de nuestra tarifa cuando viajemos por la UE, pero no implica que los consumidores puedan contratar tarifas más económicas de operadores de otro país. La clave está en que si en un periodo de cuatro meses se detectara que el consumo es mayor en otro país diferente del de la tarifa contratada, la operadora podrá pedir cuentas al consumidor por considerar que se está dando un uso abusivo.

Por ello, la UE recomienda contratar con un operador local cuando nos trasladamos a otro país. En caso de detectarse un consumo abusivo o finalizarse los datos o minutos incluidos en la tarifa contratada, tu operador podrá pasar a cobrarte un sobrecargo por tu consumo en roaming, hasta el límite de 3,2 céntimos por minuto para las llamadas, 1 céntimo para los SMS y 7,7 euros por GB (éste último bajará de forma progresiva hasta los 2,5 euros en 2022). En el caso de contar el usuario con tarifa ilimitada de datos o datos muy baratos, el operador puede establecer un límite –del que deberá avisar al usuario de antemano– y, sobrepasado dicho límite, pasar a facturar según los criterios anteriormente expuestos.