Guía de compra

Cómo elegir Drones

22 diciembre 2017
Dron

22 diciembre 2017

Los drones están ganando popularidad entre los consumidores pero hay mucho desconocimiento sobre la operativa, legalidad y posibilidades. Aunque puedan parecer un juguete para adultos, son aeronaves no tripuladas sujetas a una normativa, con ciertos riesgos y otras consideraciones de las que conviene informarse bien.

Cómo elegir un drone y que hay que tener en cuenta

A la hora de adquirir un dron para uso recreativo sería conveniente en que te fijaras en muchas características.

Drones con cámaras y aplicaciones para planificar el vuelo de tu drone

  • Mecanismos de seguridad operativa: los drones deben contar con límites de altitud y geográficos (geofing) y zonas prohibidas (no-fly), algo indispensable, por ejemplo, en las proximidades de los aeropuertos. Como la ley impone restricciones de vuelo en las inmediaciones de este tipo de infraestructuras, tales precauciones pueden marcar la diferencia entre cumplir y no cumplir las disposiciones legales.
  • Función return-to-home: esta útil función obliga al dron a retornar al punto de partida frente a una emergencia, como un fallo de comunicación con el mando o batería baja.
  • Cámara: algunos drones también incluyen cámara para fotografíar y grabar durante el vuelo, incluso en 4K. En este caso, como los vídeos en esta resolución pueden ser muy pesados, puede que necesitemos una tarjeta de memoria que nos proporcione mayor capacidad.
  • Función de seguimiento o “follow me”: a través de esta función el dron, utilizando su GPS, altímetro y capacidades de reconocimiento visual, es capaz de seguirte, ajustando su posición a la tuya en tiempo real. Algunos usuarios lo usan para que el dron grabe sus actividades en todo momento o capture selfies.
  • Apps: casi todos los modelos tienen aplicaciones asociadas que suman funcionalidades al dron, tanto para maniobrar el aparato como para otras tareas, como hacer un seguimiento de las fotos o vídeos que el dron grabe durante su vuelo. Seguramente puedas descargarte la app del dron antes de comprarlo. Comprueba que los permisos que pide no son abusivos y, si lo son, opta por otro modelo. Por ejemplo, no debería pedir tus contactos o el identificador de tu móvil.  

Consejos para volar un drone

Un dron no es un juguete, es una aeronave y deben tenerse en cuenta una serie de normas y recomendaciones para un vuelo recreativo seguro:

  • La altura de vuelo máxima permitida son 120 metros.
  • El dron debe operarse en zonas despobladas y lejos de aeropuertos, aeródromos y otras aeronaves.
  • Vuela tu dron de día y con buenas condiciones meteorológicas. No lo utilices de noche.
  • No lo pierdas de vista y tampoco ignores las normas de vuelo, tú eres el responsable de los daños que tu dron pueda causar.

Si quieres ampliar la información, puedes consultar la página de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, encargada de la regulación de operaciones con drones de hasta 150 kg.

drones con camara 

Aprender a pilotar drones

Volar un dron no es especialmente complicado. Suele contar con dos joysticks o mandos de control: uno para subir, bajar y girar sobre sí mismo y otro para desplazar el dron en las diversas direcciones. Lejos quedan los tiempos en que pilotar un aeromodelo obligaba a un ajuste constante de la potencia de los rotores a través del mando, lo que requería verdadera maestría. Hoy, cualquiera puede dirigir fácilmente un dron.

A nivel técnico no se trata de una operación tan simple ya que requiere la lectura y el procesamiento de datos de muchos sensores juntos: GPS, sensores ópticos, barómetro, giroscopio, entre otros. Cada vez que cambia una variable, el dron tiene que calcular y ajustar instantáneamente la potencia de sus rotores.

Sin embargo, operar la aeronave a través del smartphone y no con el mando es menos práctico: requiere de cierta práctica y puede influir negativamente en el rendimiento. El usuario debe dar las órdenes correctas a través de una pantalla táctil, lo cual aumenta el riesgo de equivocación y de movimientos erráticos.

Utilizar el mando no es sinónimo de éxito, ya que algunos drones registran un mal comportamiento pese a ello, aunque en general es más fiable.   

¿Cuánto tiempo dura el vuelo de un drone?

No esperes que dure más de 25 minutos, aunque si hablamos de drones de menos calidad puede que no llegue ni a los 10 minutos. Teniendo en cuenta que la batería tarda en cargar de una a dos horas, puede que la espera te parezca larga para pocos minutos de diversión. Una batería adicional podría ser buena idea, pero es un gasto añadido. 

Como montar tú mismo un drone y transportarlo

 

Aunque puedes construir tú mismo tu dron, si no estás iniciado en la materia lo habitual es que adquieras uno RTF (Ready-To-Fly). Es importante conocer las siglas que podemos encontrar para no equivocarnos en nuestra elección:

  • RTF: Ready To Fly.  Son los ya mencionados modelos listos para volar, es decir, ya montados, configurados y sin necesidad de ser calibrados.
  • BNF: Bind and Fly. Vienen montados y listos para volar, pero carecen de mando. Si has invertido previamente en un buen mando y ya tienes ciertos conocimientos sobre drones, pueden ser una elección razonable.
  • PNP: Plug and Play. Estos modelos no incluyen ni el mando ni la batería o cargador. Similares a los BNF, permiten un poco más de personalización del aparato.
  • ARF: Almost Ready to Fly. Estos drones cuentan con todas las piezas necesarias para montar el dron, pero no están ensambladas, con lo que las posibilidades de personalización aumentan, pero la complejidad también. No indicados para principiantes.

montar un drone

Cómo se guarda el drone

Cuando el dron finaliza su vuelo y lo devuelves a la caja tienes que tener en cuenta que algunos modelos pueden ser doblados hasta con las hélices montadas para facilitar el transporte.

Otros requieren el desmontaje de las piezas y de la cámara. En otros aparatos existe un orden y posición adecuados para las hélices, un componente sensible, que, mal montado, provoca accidentes y deriva en gastos adicionales.

Por último, recuerda que los drones traen muchos accesorios que pueden sumar muchos euros a la factura: haz cuentas si no quieres que la inversión en el dron se dispare. 


La protección de datos personales y el uso de los drones

La mayoría de estos drones crea una red wifi a la que tu móvil se conecta para manejarlo. Si esta red wifi no está protegida, un tercero con ciertos conocimientos de informática podría conectarse a ella y tomar el control de tu dron. Esto es especialmente peligroso si tu dron graba vídeos, pues podría acceder a todos ellos.

Por ello es importante que sigas estos consejos:

  • Si los ajustes lo permiten, cambia la contraseña por defecto de la red wifi con la que te conectas al dron, de tal forma que solo la conozcas tú para que solo tú puedas conectarte al dron.
  • Descarga los vídeos de la tarjeta SD del dron lo antes posible y bórralos de la tarjeta. De ese modo evitarás que los vídeos estén expuestos a cualquier hacker que merodee tu entorno.
  • Asegúrate de que la app del móvil no sube a internet los vídeos que grabas con tu dron sin que tú lo sepas.
  • Apaga tu dron siempre que no lo estés usando. Apagado nadie podrá conectarse a él sin tu permiso.
  • Si tienes tiempo y ganas, lee los términos y condiciones de uso del dron. Quizá descubras qué datos de tu dron son públicos (horas de vuelo, ubicación, nombre, etc.). 

Grabar vídeos con drones

Recuerda que no está permitido tomar fotos o vídeos de otras personas sin su consentimiento. La facilidad con la que el dron puede llegar incluso a casas ajenas y otros espacios privados puede dar lugar a grabaciones en remoto que sobrepasen los límites de la legalidad. Respeta la privacidad de otros y haz un uso responsable de tu dron.