Noticia

Xbox One X: más pequeña y con más potencia

Cómo es la Xbox One X

La Xbox One X se convierte en la consola con mayor potencia grafica del mercado y la Xbox más pequeña que destaca por sus características técnicas.

25 octubre 2017
Xbox One X

Cómo es la Xbox One X

Microsoft intenta avanzar en el mundo de los juegos con resolución 4K con el lanzamiento de la Xbox One X. La nueva consola presenta como principales ventajas el poderoso chip grafico “Scorpio” así como el procesador de 8 núcleos de 2.3 GHz, que la convierten en la consola más potente de la historia. También está equipada con 1 TB de almacenamiento. Estará a la venta a partir del 7 de noviembre con un precio anunciado de 499 euros.

Más potencia, pero un precio muy alto

Al tener un hardware más potente la Xbox One X tiene mayor potencial para mostrar juegos con verdadera resolución 4K, con texturas ricas y buena fluidez.

En este aspecto podemos notar las diferencias con la PS4 Pro, que en algunos juegos no usan el total de la resolución 4K y recurre a algún upscaling y en otros casos sacrifica algo de fluidez (30 fps). El poder gráfico adicional de la Xbox One X tiene un punto a favor cuando la comparamos con su rival PS4 Pro, ya que en el caso de juegos es más rica gráficamente y en resolución 4K.

Comparada con la PS4 Pro, la Xbox One X cuenta con un potencial para un mejor rendimiento, destacando el chip gráfico más rápido, el mayor ancho de banda y cantidad de memoria RAM y la posibilidad de ser usada como lector de Blu-ray 4k.



Nuestra opinión

A pesar de que la Xbox One X mejora en potencia a la PS4 Pro, tal vez las diferencias de rendimiento no sean suficientemente importantes para justificar el elevado precio de 499 euros, 100 más que su competidora. La PS4 Pro ya ofrece un rendimiento más que suficiente para la gran mayoría de los jugadores.

Las propias Xbox OneOne S y PS4 Slim ya cuentan con un buen potencial gráfico y cubren con las necesidades de la mayoría de los aficionados a los videojuegos. Por el precio con el que sale, la Xbox One X se presenta como una alternativa a valorar solo para una minoría muy exigente que tenga también un buen televisor 4K (preferentemente con HDR) que le permita sacar todo su partido. Con un televisor Full HD no merece la pena la inversión.

Pros

  • El hardware más potente de mercado.
  • El poder gráfico puede suponer una mejora notable en los juegos 4K más exigentes.

Contras

  •  Precio elevado, 499 euros.