Así analizamos

Así analizamos antivirus

22 mayo 2019

22 mayo 2019

Ningún antivirus garantiza por completo la protección de un ordenador. Aun así, contar con un programa de seguridad adecuado es la única manera de tener ciertas garantías.

En OCU podemos ayudarte a buscar el mejor software para proteger tu ordenador o tus dispositivos tecnológicos. Para ello, ponemos a tu disposición nuestro comparador de antivirus. Allí encontrarás los paquetes de seguridad para Mac y Windows más relevantes del mercado, así como algunos antivirus gratuitos y la protección básica que ofrecen ambos sistemas operativos: XProtect en el caso de Mas OSX y Windows Defender, en el de Windows 10. Todos ellos analizados por nuestros expertos.

Los mejores antivirus

¿Cómo se analizan los antivirus?

Cuatro veces al año seleccionamos una amplia muestra de virus, tratando de abarcar todos los tipos de malware con los que un usuario puede toparse en Internet, y recopilamos varias páginas web fraudulentas. A continuación, ponemos a prueba los antivirus y evaluamos los siguientes aspectos:  

Habilidad para detectar malware

Una de las cosas que hacemos es introducir en el ordenador más de 10.000 virus de todo tipo y pedirle al antivirus que escanee el equipo, con el objetivo de comprobar cuántos de ellos detecta y cómo los bloquea o elimina.

Otra forma de evaluar la eficacia de un antivirus es ver qué acciones realiza automáticamente el programa cuando detecta uno. Para ello, navegamos por páginas web maliciosas y comprobamos en qué punto son detectados los malware. Otro test consiste en conectar una memoria USB externa con algunos virus e intentar copiar los ficheros infectados al ordenador, tanto en modo online como offline.  

Por último, accedemos a ciertas web falsas para poner a prueba la protección anti-phishing y comprobar si los programas las bloquean o no.   

Consumo de recursos del ordenador

Otro aspecto que evaluamos es si el antivirus interfiere en el funcionamiento habitual del ordenador: tiempo de arranque y apagado; copia, descompresión y descarga de archivos; navegación por Internet o apertura de aplicaciones. También medimos cuánto espacio ocupa en el disco y qué uso hace de la memoria RAM.

Para todo esto, hacemos las pruebas del análisis en 2 tipos de máquinas: una muy potente y otra más sencilla, con poco procesador y poca RAM y apenas espacio de almacenamiento.

Facilidad de uso

Por último, valoramos cómo de fácil o difícil es utilizar el programa en cuestión. Por lo que evaluamos:

  • El proceso de instalación.
  • La estructura del menú principal y la accesibilidad a las funciones principales.
  • La relevancia de la función de Ayuda, tanto online como offline.
  • Los ajustes del firewall.
  • La programación de escaneos automáticos y la realización de escaneos manuales.
  • La claridad de los mensajes y notificaciones en caso de detección de virus.