Alerta

Retiran falsos potenciadores naturales de la actividad sexual masculina

11 junio 2019
La AEMPS pide la retirada de potenciadores sexuales

11 junio 2019

La AEMPS pide la retirada de varios productos que se están vendiendo como complementos alimenticios de origen natural sin serlo para potenciar la actividad sexual en el hombre. Contiene un principio activo no declarado, llamado sildenafilo solo o junto a tadalafilo, que supone un riesgo para los proclives de padecer reacciones adversas con el consumo de inhibidores de la PDE-5. Te damos todos los detalles.

La AEMPS, la Agencia de Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha sido alertada por el Grupo de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje, del Cuerpo Nacional de Policía de la comercialización de varios fármacos no autorizados vendidos como complementos alimenticios de falso origen natural que se presentan como potenciador de la actividad sexual en el hombre. La AEMPS procede a su retirada y prohíbe su comercialización.

Los productos retirados

Los productos distribuidos por la empresa Marco Cardone Spain, ocultan que contienen dos principios activos farmacológicos: sildenafilo solo o acompañado de tadalafilo. Estos dos principios activos farmacológicos pertenecen a la familia de los inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (PDE-5) y son los mismos principios activos que encontramos en los medicamentos que se usan en el manejo de la disfunción eréctil como la famosa Viagra (que contiene sildenafilo) o el Cialis (que contiene tadalafilo).

Los productos que se retiran del mercado son:

NOMBRE DEL PRODUCTO PRINCIPIOS ACTIVOS DETECTADOS 
 Bioacvit Cápsulas  Sildenafilo y tadalafilo
 Bioacvit Extra Forte Cápsulas  Sildenafilo y tadalafilo
 Torexan Cápsulas  Sildenafilo 
 Devit Forte Cápsulas  Sildenafilo y tadalafilo
 Devit Solo Piante Cápsulas  Sildenafilo y tadalafilo
 Bull extreme Cápsulas  Sildenafilo y tadalafilo

Son medicamentos ilegales

La presencia de principios activos farmacológicos convierte a estos supuestos complementos alimenticios en medicamentos, pero en este caso además, en medicamentos ilegales, porque no han sido evaluados y mucho menos autorizados por la AEMPS. Por eso se vendían como complementos alimenticios de falso origen natural y por eso se ocultaba al consumidor su verdadera composición dando información engañosa sobre su seguridad.

Los riesgos del sildenafilo y el tadalafilo

Todos los principios activos de esta familia (sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo avanafilo) están contraindicados en pacientes con problemas cardiovasculares (infarto agudo de miocardio, angina de pecho inestable, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión, hipertensión no controlada, ictus isquémico), en pacientes con insuficiencia hepática grave y en personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina.

El riesgo está, precisamente, en que personas que tienen contraindicados este tipo de principios activos pudieran tomar estos falsos productos de supuesto origen natural a base de plantas sin saber que están poniendo en peligro su salud.

Además, estos principios activos también presentan numerosas interacciones con otros medicamentos, con lo que podrían desencadenar reacciones adversas de diversa gravedad: infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebrovascular o incluso muerte súbita cardiaca.

Recomendaciones de OCU, desconfiar

Desde OCU recomendamos desconfiar de aquellos complementos alimenticios de origen natural que en su publicidad hagan mención a beneficios sobre la sexualidad, la disfunción eréctil, o que se anuncien como vigorizantes naturales o “Viagra natural”.

Y sobre todo, sospecha si las indicaciones de cómo tomarlos se parece a las de los medicamentos autorizados para la disfunción eréctil, es decir, tomar una cápsula o comprimido entre 30 minutos o una hora antes de la actividad sexual. Lo más probable es que ese complemento natural no sea más que un medicamento ilegal que tenga, oculto en su composición, alguno de los principios activos mencionados, y que no ha pasado ninguno de los controles de calidad y seguridad, ni ha sido autorizado por la AEMPS.