Noticia

Metamizol y el riesgo de agranulocitosis

08 noviembre 2018
El nolotil lleva Metamizol

08 noviembre 2018

La AEMPS recuerda que aquellos medicamentos como el Nolotil o el Metalgial, que contienen metamizol como principio activo, están sujetos a prescripción médica. El metamizol puede producir alteraciones sanguíneas graves, concretamente agranulocitosis o neutropenia. Y aunque es una reacción adversa muy rara, esta puede llegar a ser mortal.

Metamizol es un analgésico y antipirético muy utilizado en España y comercializado desde hace más de 50 años con diferentes nombres comerciales como Nolotil, Metalgial, Buscapina Compositum, Algi-Mabo y Metamizol EFG.

Reacciones adversas: agranulocitosis

El metamizol está indicado para el tratamiento de dolor agudo (de moderado a severo) o como antipirético cuando otras alternativas no le han resultado eficaces. Pero no se pude tomar a la ligera y tampoco automedicarse ya que puede provocar reacciones adversas graves como la aparición de agranulocitosis o de neutropenia.

La agranulocitosis o neutropenia consiste en una disminución de los niveles normales de neutrófilos en la sangre. Los neutrófilos son un tipo de glóbulos blancos encargados de combatir las infecciones bacterianas y cuando sus niveles disminuyen, el riesgo de sufrir una infección aumenta. Si la disminución en los niveles de neutrófilos es tal que el paciente no es capaz de combatir la infección existe la posibilidad real de que el paciente fallezca. De ahí la gravedad de este efecto adverso.

A raíz del aumento de casos de agranulocitosis sobre todo en pacientes de origen británico, la AEMPS ha revisado la situación en España. Al parecer en los últimos años, ha aumentado el número de casos notificados de agranulocitosis al mismo tiempo que ha aumentado el consumo de este analgésico. Pero, aunque los datos disponibles no permiten calcular la incidencia de aparición, es probable que exista una importante infranotificación al ser una reacción adversa conocida. Es importante decir que con la información disponible no se puede ni descartar ni confirmar un mayor riesgo en poblaciones del norte de Europa.

Cuándo tomar metamizol 

La AEMPS recuerda que estos medicamentos están catalogados como medicamentos que requieren de prescripción y recomienda a los profesionales sanitarios:

  • Utilizar metamizol solo para tratamientos de corta duración a las dosis mínimas eficaces, vigilando la aparición de sintomatología indicativa de agranulocitosis. Si es necesario un tratamiento prolongado, realizar controles hematológicos periódicos incluyendo fórmula leucocitaria.
  • Antes de prescribir metamizol, llevar a cabo una anamnesis detallada para evitar su uso en pacientes con factores de riesgo de agranulocitosis.
  • Informar al paciente de que interrumpa el tratamiento en casos de aparición de signos o síntomas sugestivos de agranulocitosis como, por ejemplo: malestar general, infección, fiebre persistente, dolor de garganta, cambios dolorosos en la mucosa de la boca o nariz, hematomas, sangrado, palidez o deterioro inesperado del estado general.

  • No utilizar metamizol en pacientes en los que no sea posible realizar controles.

OCU recuerda que ante la sospecha de cualquier posible efecto adverso causado por la medicación los propios pacientes y ciudadanos pueden comunicar sus sospechas a las autoridades sanitarias a través de la página web oficial de Notificación de Sospechas de Reacciones Adversas a Medicamentos de la AEMPS.


Imprimir Enviar por email