Alerta

Desmantelada una red ilegal de tráfico de medicamentos

03 julio 2014

03 julio 2014

La Guardia Civil, con apoyo de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), ha desarticulado una organización que distribuía ilegalmente medicamentos a países europeos. Un paso más en la lucha contra estas redes.

Una operación conjunta de la Guardia Civil y la AEMPS ha acabado con una red ilegal de distribución de medicamentos. Entre otros, estaban involucrados fármacos destinados a la cura de enfermedades como la leucemia, la epilepsia o para pacientes trasplantados.

Una compleja red de engaños

La organización adquiría de forma ilegal los medicamentos a través de empresas que operaban directamente con farmacias distribuidas por todo el país. Todos salían ganando: las empresas proveedoras del almacén implicado obtenían los medicamentos requeridos a un precio inferior al que le correspondía, y las farmacias los catalogaban como  "venta de productos de parafarmacia" con lo que el IVA es mayor y las farmacias implicadas obtenían un incremento de ganancias, además de la comisión acordada por la venta de estos productos.

El exterior de los paquetes se identificaba como productos relacionados con suavizantes o colonias y su destino era empresas situadas en varios países europeos (Dinamarca, Reino Unido, Bélgica y Holanda), donde el precio de esos fármacos es tres veces superior al que se obtenía con la venta en España.

Deben identificarse las farmacias implicadas

La colaboración de la Guardia Civil y la AEMPS ha destapado esta actividad, si bien la operación aún no está cerrada y podrían producrse más detenciones.

Una vez que los fármacos quedan fuera del control de la distribución, esos medicamentos pierden sus garantías, pues no están sometidos a ningún control sobre su conservación o manejo posterior, lo que podría entrañar riesgos.

El objetivo de la red descubierta era vender medicamentos fuera de nuestro país, por lo que no hay riesgo directo para los consumidores españoles.

Según la Agencia, esta actividad paralela podría haber ocasionado el desabastecimiento de algunos fármacos, con el consiguiente perjuicio para los pacientes. De entrada, la incorrecta conservación y transporte de los medicamentos puede motivar la pérdida de su eficacia.

OCU pide que, en un ejercicio de transparencia, se identifiquen las hasta ahora 50 farmacias implicadas, para devolver a los consumidores la confianza en ese importante servicio. Además, insistimos en la necesidad de que se ejerzan todos controles necesarios para que los consumidores tengan a su alcance solo productos con las debidas garantías. 


Imprimir Enviar por email