Informe

VIH/sida: preguntas con respuesta

30 noviembre 2018
VIH-sida

30 noviembre 2018

Desciende el número de enfermos de sida, pero las nuevas infecciones por el VIH siguen sin reducirse. El problema es que muchas personas que viven con el VIH ni siquiera son conscientes de estar infectadas. La detección precoz es clave para frenar el avance del sida. 

¿Los antirretrovirales también sirven para prevenir?

Una mujer embarazada infectada tiene entre un 15% y un 30% de posibilidades de dar a luz un niño infectado(y hasta un 45% si luego le da el pecho). Pero solo en el caso de que la madre no tome antirretrovirales. De hacerlo, el porcentaje se reduce hasta el 1%.

Los antirretrovirales también reducen el riesgo de infección tras una exposición accidental al VIH. Para ello deben empezar a tomarse, como muy tarde, antes de que pasen 72 horas, y mantenerse durante un periodo de 28 días. Se trata de una actuación relativamente excepcional que puede practicarse, por ejemplo, en personal sanitario que se pinche accidentalmente con una aguja infectada, o en una persona que haya mantenido una relación con penetración con una persona seropositiva en la que se haya producido una rotura del preservativo. Es lo que se denomina “profilaxis postexposición”.

Existe, además, la "profilaxis preexposición", que consiste en que una persona que en su vida cotidiana presenta un riesgo elevado de transmisión (por tener prácticas de riesgo sin protección, por ejemplo) tome medicamentos a diario para reducir al mínimo el riesgo de transmisión. Es una alternativa que se ha demostrado eficiente en grupos concretos y cuya implementación en España está ya preparando el Ministerio de Sanidad.

Por lo que se refiere a si una persona con VIH en tratamiento puede o no transmitir la infección a sus parejas en relaciones no protegidas, el consenso científico actual es claro: cuando la terapia antiretroviral logra la supresión de la carga viral (menos de 200 copias/mililitro o niveles indetectables del virus en sangre), la terapia previene, en efecto, la transmisión sexual del VIH. Aquellas personas que toman la terapia antirretroviral tal y como les ha sido prescrita, logran y mantienen una carga viral indetectable no presentan, por tanto, riesgo de transmisión sexual del virus a una pareja seronegativa.