Informe

VIH/sida: preguntas con respuesta

30 noviembre 2018
VIH-sida

30 noviembre 2018

Desciende el número de enfermos de sida, pero las nuevas infecciones por el VIH siguen sin reducirse. El problema es que muchas personas que viven con el VIH ni siquiera son conscientes de estar infectadas. La detección precoz es clave para frenar el avance del sida. 

He oído que hay que esperar tres meses para hacerme la prueba tras un contacto de riesgo ¿es así?

Cuando alguien sospechaba que podía haberse infectado por el VIH, especialmente después de haber tenido una práctica sexual de riesgo, tradicionalmente se recomendaba esperar un mínimo de tres meses antes de hacerse la prueba. Ese plazo de espera es lo que se denomina “periodo ventana”: el periodo de tiempo mínimo que asegura que las pruebas van a dar un resultado seguro, sea positivo o negativo.
Hoy día, sin embargo, los estudios científicos han demostrado que esa recomendación no es útil ni práctica. ¿Por qué? Por una parte, porque las pruebas disponibles detectan los anticuerpos cada vez más pronto. Por otra, porque conforme pasa el tiempo desde el momento de la práctica de riesgo, puede disminuir la motivación para hacerse la prueba. Y más en un proceso como es la infección por VIH, en el que el afectado puede estar sin ningún tipo de síntomas durante años. Por eso, ante la sospecha, lo mejor es acudir a hacerse la prueba. Según las circunstancias de cada caso, el profesional que le informe de los resultados le señalara la necesidad de repetirla con posterioridad.