Informe

VIH/sida: preguntas con respuesta

30 noviembre 2018
VIH-sida

30 noviembre 2018

Desciende el número de enfermos de sida, pero las nuevas infecciones por el VIH siguen sin reducirse. El problema es que muchas personas que viven con el VIH ni siquiera son conscientes de estar infectadas. La detección precoz es clave para frenar el avance del sida. 

Con el sida, ¿es posible llevar una vida normal?

Hoy en día miles de personas en nuestro país conviven con el VIH/sida y llevan una vida absolutamente normal: trabajan, tienen hijos... Aunque no es lo mismo empezar a tratarse en las primeras etapas que en las últimas.

La calidad de vida en cualquier caso no es óptima, pues la infección obliga a seguir un tratamiento crónico y verse expuesto a sus efectos adversos. Además de que no todos los afectados responden igual de bien. La lipodistrofia, alteraciones óseas, metabólicas, del sistema nervioso o envejecimiento prematuro son algunas de las patologías que encontramos más frecuentemente en las personas con VIH, aunque por fortuna cada vez es más raro verlas en las personas que comienzan el tratamiento de forma precoz.

 Sin embargo, las mayores dificultades del día a día tienen que ver con un claro y alarmante rechazo social producido por el desconocimiento de la enfermedad.