Noticia

Que no te hagan pagar de más en la farmacia

02 enero 2014

02 enero 2014

Si estás en desacuerdo con el tipo de copago farmacéutico que te ha sido asignado, debes ponerlo en conocimiento de tu centro de salud. Te contamos todo lo que debes saber para no pagar ni un céntimo de más.

Si estás en desacuerdo con el tipo de copago que te ha sido asignado, debes dirigirte al personal de tu centro de salud, puesto que al contar con una base de datos son los encargados de expedir las recetas con un código TSI, etiqueta que plasma el porcentaje que debe abonar cada persona. En el caso de que el código sea DES se refiere a ‘desconocido’ y se deberá desembolsar el 40 % del valor de los medicamentos.

En el caso de existir algún error en los datos o que falte alguno, deberás pedir que te lo corrijan en dicha base de datos de la tarjeta sanitaria, con el fin de que la rectificación colabore a asignar de manera correcta tu tipo de aportación.

Si una vez que se te han confirmado que los datos de identificación ya son correctos, sigues considerando que tu asignación no es la adecuada, debes solicitar que se te proporcione el formulario de comunicación de discrepancias para que lo cumplimentes con tus datos.

Los centros sanitarios se encargarán de recoger el formulario para que se remitan a la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social correspondiente. Tras examinar las discrepancias recibidas, la Dirección Provincial del INSS procederá a notificar al interesado el resultado de la gestión, aunque no hay un plazo estipulado para hacerlo.

Si has pagado de más

En el caso de que hayas pagado más de lo que te corresponde como copago farmacéutico, puedes reclamar mediante un formulario de reintegro de gastos también en el centro de salud.

Con respecto a la declaración de la renta, en el supuesto de que los datos hayan variado de un año a otro, hasta que no se haya consolidado la nueva campaña de la Agencia Tributaria y los nuevos datos no sean facilitados al Instituto Nacional de la Seguridad Social, no aparecerá tu nueva situación.

Cuál es tu caso

El copago farmacéutico entró en vigor el 1 de julio de 2012, merced al Real Decreto-ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones. Entonces ya informamos de cómo se acometería su implantación, que recordamos brevemente:

  • Quedan exentas de pagar las personas que perciban rentas de integración social, los afectados por el síndrome tóxico, los discapacitados “en los supuestos contemplados en su normativa específica” y “los tratamientos derivados de accidentes de trabajo y enfermedad profesional”.
  • Los pensionistas se benefician de la gratuidad de los medicamentos siempre que cobren pensiones no contributivas. En el caso de tener rentas que no superan los 18.000 euros anuales, deben pagar el 10 % del valor de los medicamentos, con un tope máximo, a enero de 2014, de 8,26 euros. Si sobrepasan esa cantidad, el tope máximo asciende a 18,59 euros, y en el supuesto de que ingresen más de 100.000 euros al año deben pagar el 60 % del valor de las medicinas, con un límite de 62 euros.
  • Los parados que no perciban subsidio de desempleo no pagan.
  • Los trabajadores con rentas menores a 18.000 euros anuales siguen pagando el 40 %, mientras que si sus rentas oscilan entre los 18.000 y los 100.000 euros deben desembolsar el 50 %. Para rentas superiores a 100.000 euros, se paga el 60 % del total.

Si quieres saber qué medicamentos ya no están financiados, consulta nuestra calculadora de medicamentos desfinanciados.


Imprimir Enviar por email