Noticia

La OCU, a favor de la compra centralizada de medicamentos

18 abril 2013

18 abril 2013

La OCU viene apostando desde hace años por el uso racional de los medicamentos y una de las medidas más eficaces de racionalización del gasto en la sanidad pública es precisamente la compra centralizada de medicamentos.

El ahorro en el gasto farmacéutico

Con la compra centralizada de medicamentos por el servicio público de salud se aprovechan las economías de escala que supone adquirir productos para millones de usuarios y así conseguir bonificaciones en el coste.

A fines de diciembre de 2012, el Consejo de Ministros aprueba dos licitaciones para obtener mejores precios en la compra de productos sanitarios que pueden ahorrar al sistema público de salud unos 80 millones de euros. La compra de estos productos se hace mediante un acuerdo marco centralizado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas que voluntariamente se adhieren. Si hay licitadores suficientes por lote, se seleccionan al menos 4 suministradores. Las administraciones autonómicas formalizan después los contratos.

Las farmacéuticas, en contra

Las farmacéuticas y las empresas de productos sanitarios se han manifestado contrarias a la compra centralizada, y han recurrido el pliego ministerial de condiciones. Como consecuencia, el Tribunal Central de Recursos Contractuales ha admitido parcialmente el recurso y ha paralizado la licitación, obligando a la Administración a que haga los cambios técnicos necesarios, lo que supondrá cierto retraso.

Compra centralizada en Andalucía

Por su parte, en diciembre de 2012 la Junta de Andalucía hizo la segunda convocatoria pública de selección de medicamentos, ante la que el Gobierno central planteó un conflicto de competencias, pero sin solicitar su paralización.

Los convenios firmados con los 11 laboratorios seleccionados para la compra de 163 medicamentos de 68 principios activos tienen dos años de duración y esta vez se prevé un ahorro de 84 millones de euros. A la licitación pública han podido presentarse las empresas y laboratorios que comercializan los fármacos cuyo precio fuera igual o menor al precio menor estipulado por el Ministerio. Además, como el precio de los medicamentos no se modifica, las oficinas de farmacia seguirán obteniendo los mismos márgenes de beneficio que determina la ley.

La postura de la OCU

Ya en 2007 la OCU se manifestó a favor de adaptar aquí las mejores medidas de racionalización del gasto farmacéutico existentes en el ámbito internacional. Entre ellas está fomentar y desarrollar las subastas de medicamentos.

Hasta ahora el Gobierno, lamentablemente, no ha impulsado la extensión de la compra centralizada de medicamentos. No entendemos que en esta situación de crisis y necesidad, haya vuelto a recurrir la subasta de medicamentos andaluza, cuando ya ha sido avalada por el Tribunal Constitucional.

La OCU pide que retiren su recurso y anima al gobierno a avanzar en las licitaciones públicas de medicamentos y productos sanitarios.


Imprimir Enviar por email