Informe

Quién tiene derecho a la Sanidad pública

01 agosto 2015
salud pub

01 agosto 2015

Con las reformas de los últimos años, el Sistema Nacional de Salud dejó de ser tan universal como lo conocíamos. Ahora tienes derecho a la sanidad pública si estás asegurado o eres beneficiario. Comprueba si tienes derecho y en qué circunstancias.

Asegurados y beneficiarios

¿Quién tiene la condición de asegurado?

Cuentan con la condición de asegurado todas aquellas personas que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

  • Ser trabajador por cuenta ajena o por cuenta propia, afiliado a la Seguridad Social y en situación de alta o asimilada a la de alta.
  • Tener la condición de pensionista del sistema de la Seguridad Social.
  • Ser perceptor de cualquier otra prestación periódica de la Seguridad Social, incluidas la prestación y el subsidio por desempleo.
  • Haber agotado la prestación o el subsidio por desempleo y figurar inscrito en la oficina correspondiente como demandante de empleo. Eso sí, si la persona ha agotado la prestación o el subsidio por desempleo y decide emigrar a otro país, perderá la condición de asegurado cuando se ausente noventa días o más en un año.

Si no cumples con ninguno de los supuestos anteriores podrán optar con la condición de asegurado: 

  • Todas aquellas personas de nacionalidad española que residan en terri­torio español.
  • Todos aquellos nacionales de algún Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza que residan en España y se encuentren inscritos en el Registro Central de Extranjeros.
  • Aquellos que, siendo nacionales de un país distinto a estos (o apátridas), cuenten con autorización expresa para residir en territorio español y mientras esta se mantenga vigente en los términos previstos en su nor­mativa específica.

¿Quiénes pueden ser beneficiarios?

Tendrán la condición de beneficiarios de un asegurado las personas que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

  • Ser cónyuge o pareja de hecho.
  • Ser excónyuge o estar separado judicialmente a cargo de la persona ase­gurada por percibir una pensión compensatoria por parte de esta.
  • Ser descendiente o persona asimilada a este de la persona asegurada o de su cónyuge, aunque esté separado judicialmente; de su excónyuge a cargo o de su pareja de hecho, en ambos casos a cargo del asegurado; y menor de 26 años o, en caso de ser mayor de dicha edad, tener una discapacidad reconocida en un grado igual o superior al 65 %. 

Tendrán la consideración de personas asimiladas a los descendientes:

  • Los menores sujetos a la tutela o al acogimiento legal de una persona asegurada, de su cónyuge, aunque esté separado judicialmente, o de su pareja de hecho, así como de su excónyuge a cargo cuando, en este último caso, la tutela o el acogimiento se hubiesen producido antes del divorcio o de la nulidad matrimonial.
  • Las hermanas y los hermanos de la persona asegurada.

Eso sí, se entenderá que los descendientes y personas a ellos asimilados se encuentran a cargo de una persona asegurada si conviven con la misma y dependen económicamente de ella.