Noticia

Lo que debes saber sobre el virus del Zika

07 septiembre 2016
picaduras

La OMS ha decretado una alerta sanitaria mundial por el virus del Zika, debido a los casos de microcefalia y complicaciones neurológicas asociadas a un virus que se transmite por picaduras de mosquitos infectados. Aclaramos tus dudas. 

¿Cuáles son sus síntomas?

Se trata de una enfermedad causada por el Zika (un virus del género Flavivirus) y trasmitida fundamentalmente por mosquitos. Sus síntomas consisten principalmente en fiebre no muy alta y en la aparición de un sarpullido en la piel (“exantema”) que suele comenzar en la cara y extenderse luego al resto del cuerpo. Puede acompañarse de conjuntivitis, dolor de cabeza y dolor de las articulaciones. La enfermedad es por tanto parecida a otras “fiebres exantemáticas” transmitidas por mosquitos, como el dengue o el chikunguña.

El periodo de incubación de la enfermedad por virus Zika oscila entre tres y doce días tras la picadura del mosquito (a veces la persona afectada puede no ser consciente de la relación), mientras que los síntomas duran propiamente entre dos y siete días.

Si es leve, ¿por qué preocupa?

La enfermedad por virus Zika es usualmente leve, y de hecho tres de cada cuatro infectados no llegan a presentar ningún síntoma apreciable. La principal preocupación en términos de impacto sobre la salud es la asociación con un mayor número de casos de microcefalia en fetos y recién nacidos, así como de complicaciones neurológicas (síndrome de Guillain-Barré), que han sido comunicados en varios países (sobre todo en Brasil), coincidentes con la rápida expansión de la infección que se está produciendo en estos momentos por el continente americano. A junio de 2016 esta asociación se considera ya probada. Ello convierte automáticamente a las mujeres embarazadas en el grupo de mayor riesgo.

Hay que tener en cuenta que antes de este gran brote americano, que dio comienzo hace más de un año, la infección por el virus Zika, descubierto en 1947 (se le dio ese nombre por el bosque Zika en Uganda) solo se había documentado en brotes más reducidos en Asia, África, Micronesia y Polinesia). Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 1 de febrero a la infección por Zika “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

¿Cómo se transmite y diagnostica?

La infección se trasmite mediante la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos con capacidad de transmitirla son los que pertenecen al género Aedes, distribuidos de forma diferente según el área geográfica. Uno de ellos es el Aedes albopictus (más conocido como “mosquito tigre”), ampliamente extendido por el litoral mediterráneo.

picadura mosquito tigre

También se han confirmado ya como posibles vías de transmisión la vía sexual (el virus está presente en el esperma), por transfusiones sanguíneas y, en el embarazo, de la madre al feto. El papel que pueden jugar estos modos de transmisión en la extensión de la enfermedad es poco conocido, aunque se considera a día de hoy que es muy limitado. Se mantiene como vía fundamental de transmisión la picadura de mosquitos. 

El diagnóstico de certeza se basa en la detección del virus en una muestra de una persona infectada (lo que es posible solo entre el tercer y quinto día tras la aparición de síntomas) o mediante pruebas serológicas, es decir, detectando en sangre los anticuerpos que la propia persona fabrica contra el virus (ello es posible a partir del quinto o sexto día tras el inicio de los síntomas).

¿Cuántos casos han sido confirmados en España?

Según los datos actualizados a día de hoy por el Ministerio de Sanidad a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica se han notificado hasta la fecha 264 casos confirmados de infección por virus Zika en España, 263 en personas procedentes o que habían visitado países afectados, por lo que se trata de casos importados. Además, ha sido notificado un caso autóctono de transmisión por vía sexual en la Comunidad de Madrid. En esta comunidad no se ha detectado la presencia del mosquito Aedes albopictus. 103 de los pacientes se encuentran en Cataluña, 61 en Madrid, 18 en Aragón, 14 en Castilla y León, 11 en Andalucía, 10 en Galicia, 10 en la Comunidad Valenciana, 7 en el País Vasco, 6 en La Rioja, 5 en Navarra, 5 en Baleares, 4 en Asturias, 4 en Canarias, 2 en Murcia y 1 en Castilla-La Mancha.

De todos los casos confirmados, 22 de ellos son mujeres que estaban embarazadas en el momento de la toma de las muestras. Por el momento, en España se han detectado dos casos de fetos de dos de estas embarazadas con anomalías congénitas atribuibles al Zika.

¿Puedo adquirir la enfermedad en España?

Por el momento no ha sucedido: todos los casos notificados son aún importados. Pero, ¿es posible que estos casos importados acaben dando lugar a contagios en el propio territorio español? Es difícil preverlo, pero el riesgo existe: dependerá de la presencia en cada lugar de mosquitos capaces de trasmitir la infección y de la afluencia de personas infectadas procedentes de zonas endémicas durante los meses del año en los cuales el mosquito está activo.

En España el principal mosquito con capacidad de transmitir la infección es el Aedes albopictus, más conocido como mosquito tigre. Se trata de una especie diurna que hace años no existía en nuestro suelo pero que ya ha colonizado el área mediterránea, aunque con densidades inferiores a las existentes en las zonas epidémicas de América. Desde su primera detección en 2004, este mosquito se ha establecido en al menos catorce provincias de siete comunidades: Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares, Andalucía, País Vasco y Aragón.

El periodo de mayor actividad del mosquito tigre comprende los meses de mayo a noviembre. Pica principalmente durante el día y preferentemente fuera de las viviendas. Suele criar en zonas urbanas y periurbanas, tanto en hábitats naturales como artificiales con acúmulos de agua por pequeños que éstos sean (recipientes, canalones, troncos huecos o platos de macetas). 

¿Qué hacer en caso de sospecha?

A junio de 2016, las recomendaciones oficiales del Ministerio establecen:

  • Respecto a los viajeros que regresan de las áreas afectadas, aquellos que presenten síntomas compatibles dentro de las tres semanas siguientes al regreso deben recibir atención médica y señalar al profesional sanitario su estancia previa en ese país.
  • Para la fiebre o dolores musculares y articulares, el Ministerio recomienda no tomar aspirina, ni productos que contengan aspirina u otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno (conviene precisar que esta recomendación se debe al riesgo de confusión con el dengue, enfermedad en la que se produce un aumento del riesgo de hemorragias). Deben descansar y beber mucho líquido y prevenir picaduras de otros mosquitos para evitar la propagación de la enfermedad.
  • En el caso específico de mujeres embarazadas que hayan viajado a zonas afectadas, éstas deben mencionar su viaje durante las visitas prenatales con el fin de ser evaluadas y monitorizadas de acuerdo al “Protocolo de actuación ante embarazadas procedentes de zonas de transmisión autóctona de virus Zika” elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad conjuntamente con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. En caso de que se confirme el diagnóstico debe realizarse un seguimiento específico durante el embarazo, con realización de ecografías seriadas cada dos-cuatro semanas en aquellos casos en los que los análisis confirmen la infección, siendo imprescindible el concurso de obstetras avanzados en el diagnóstico ecográfico prenatal y en la sospecha diagnóstica de infección fetal.

Del mismo modo, se establece que la presencia de hallazgos ecográficos de microcefalia y/o calcificaciones intracraneales en el feto de una mujer con antecedente de haber estado en una zona con transmisión (y también la evolución de un embarazo hacia aborto en una mujer con antecedente de haber estado en una zona con transmisión) implica la necesidad de realizar estudios para descartar el virus. De la misma forma, todo recién nacido vivo con evidencia de infección materna debe ser sometido a seguimiento específico.

¿Puedo viajar a zonas endémicas?

Respecto a las viajeras embarazadas (o que estén planeando quedarse embarazadas) el Ministerio recomienda, a fecha junio de 2016, posponer los viajes a las zonas afectadas si no son esenciales. En caso de que sea absolutamente imposible retrasar el viaje, estas mujeres deben extremar las medidas de precaución necesarias para evitar las picaduras de mosquitos. Esto no implica que el resto de viajeros no deban adoptar medidas de protección.

Respecto a los viajeros con trastornos inmunitarios o enfermedades crónicas graves, o viajeros que viajen con niños pequeños, el Ministerio recomienda consultar antes en un Centro de Vacunación Internacional para recibir recomendaciones específicas. A día de hoy no hay vacuna disponible ni se espera que la haya a corto plazo.

Guía de compras maletas

Al volver, ¿qué precauciones debo tomar?

Si nos referimos básicamente a la posible transmisión sexual a mujeres que puedan quedar embarazadas, el consenso vigente a la luz de la información de la que se dispone a día de hoy es que:

  • Las parejas sexuales masculinas de mujeres que ya estén embarazadas que regresen de áreas con transmisión local de virus Zika deberán abstenerse de mantener relaciones sexuales no protegidas en todo momento hasta el final del embarazo.
  • Las parejas sexuales masculinas de mujeres que planeen quedarse embarazadas procedentes de áreas con transmisión local de virus Zika deberían esperar, según las recomendaciones más recientes de la OMS, al menos 6 meses antes de mantener relaciones no protegidas. Esto se debe a las evidencias disponibles sobre el  tiempo que el virus puede permanecer en el esperma. Esta recomendación de esperar 6 meses es válida tanto si se han tenido síntomas como si no (hasta septiembre, en el caso de los varones que no habían tenido síntomas, la recomendación se limitaba a las primeras 8 semanas. Esta misma recomendación es la que sigue vigente en la página web del Ministerio de Sanidad español).
  • Si son las propias mujeres que desean quedarse embarazadas las que han viajado, aunque el Ministerio de Sanidad español mantiene en su web la recomendación de esperar 8 semanas tras el regreso, la OMS alarga también el plazo hasta los 6 meses.

Éstas recomendaciones están basadas en el principio de precaución a partir de la evidencia que se posee en este momento, pero que pueden cambiar a lo largo del tiempo.

Otras limitaciones, además de las sexuales

  • A la hora de donar sangre, a día de hoy el Ministerio de Sanidad recomienda la exclusión temporal durante 28 días desde su regreso de aquellas que hayan viajado o provengan de áreas en las que se están produciendo casos de transmisión del virus Zika. Los donantes diagnosticados de fiebre por virus Zika (o sospecha) durante su estancia en la zona o a su regreso, podrán ser aceptados como donantes transcurridos 28 días desde el cese de los síntomas (eso sí, los donantes con antecedentes de viaje a áreas de riesgo, si durante los 14 días post-donación presentaran síntomas compatibles con la enfermedad del Virus Zika o patologías similares, deberán comunicarlo). 
  • También hay limitaciones específicas a la hora de donar semen, en cuyo caso la limitación se extiende a 6 meses.

¿Cómo puedes protegerte?

La única manera de blindarse ante una infección es evitar las picaduras de mosquitos infectados. Para ello, los consejos son los mismos que para evitar al resto de mosquitos:

picaduras bichos

De forma general

  • No vestir manga corta ni pantalones cortos.
  • No usar sandalias.
  • Vestir con colores claros (los colores más oscuros atraen más a los mosquitos).
  • Mantenerse alejado de lugares con agua estancada
  • Instalar mosquiteras en casa.

En caso de viajar a zonas endémicas

  • Utilizar preferentemente alojamientos con aire acondicionado (los mosquitos tienden a evitar clima frío) o en su defecto y en zonas rurales camas rociadas con insecticidas o protegidas con mosquiteras impregnadas en permetrina, una sustancia insecticida. Especialmente deben utilizarse mosquiteras si se duerme en el exterior o si las puertas y ventanas no tienen malla de tela metálica. En este caso, el Ministerio de Sanidad recomienda usar las mosquiteras recomendadas por la Organización Mundial de Salud e identificadas como WHOPES (WHO Pesticides Evaluation Scheme), que reúne las siguientes características: compacto, blanco, con 156 agujeros por pulgada y lo suficientemente largo para poderse ajustar debajo del colchón.
  • Usar permetrina para tratar la ropa y el equipo (como botas, pantalones, calcetines y tiendas de campaña) o comprar ropa y equipo ya tratados con permetrina. Lea la información del producto para saber cuánto tiempo durará la protección. Eso sí, no deben usarse insecticidas con permetrina directamente sobre la piel.

No todos los repelentes funcionan

Oficialmente, el Ministerio de Sanidad recomienda, en caso de viajar a zonas endémicas, usar repelentes de mosquitos “con alguno de estos principios activos: DEET (Dietiltoluamida), picaridin, citriodiol o IR3535, de acuerdo con las instrucciones indicadas por el fabricante del producto. El uso de repelentes basados en DEET (Dietiltoluamida) no se recomienda en niños menores de dos años de edad. En España, los productos repelentes a utilizar tienen que estar autorizados por el Ministerio de Sanidad (en la etiqueta deberá figurar el número de autorización)”. Sanidad asegura también que estos productos pueden ser utilizados por embarazadas y proporciona en su web una lista de repelentes “eficaces” actualizada a 23 de marzo.

OCU ha analizado recientemente la eficacia de los repelentes y conviene saber que muchos no funcionan, o que si lo hacen no aportan todas las horas de protección que prometen. La eficacia depende del principio activo empleado y de su concentración. Los mejores resultados los dan en efecto los antimosquitos con DEET, seguidos por los que llevan icaridina. Otras sustancias (PMD, IR3535...) tienen sin embargo resultados más modestos.

En nuestro test, utilizamos como especie diurna el Aedes aegypti (el mosquito que transmite la fiebre amarilla y que también puede contagiar el Zika) Se trata de un mosquito más resistente a los repelentes que el mosquito tigre: un repelente que funciona contra Aedes aegypti es muy probable que funcione contra el tigre.

Guía de compra de antimosquitos

Importante: en cuanto a las pulseras antimosquitos y las apps de móvil, nuestros estudios fueron contundentes. ¡Ninguna de ellas funciona!

Comprueba en este vídeo de OCU la eficacia de los repelentes de mosquitos.