Informe

Fotodepilación: cómo prevenir problemas

05 julio 2013
depilar

05 julio 2013

La fotodepilación utiliza la luz pulsada o el láser para eliminar el vello del cuerpo que no nos gusta. Aunque es una técnica eficaz y más duradera que otras, no debe utilizarse en determinadas circunstancias y puede ocasionar problemas si no se realiza bien. Te ayudamos a resolver tus dudas.

Consejos sobre la fotodepilación

Hay algunas circunstancias que desaconsejan la fotodepilación. Pero, además, recomendamos que si no tienes ningún problema que resulte incompatible con esta, no confíes en cualquier centro. La falta de profesionalidad puede provocar quemaduras, cicatrices, alteraciones de la pigmentación, lesiones oculares si un disparo accidental alcanza a los ojos y no están protegidos, etc.

depiladora luz pulsada

Los centros no tendrían que permitir la fotodepilación a cualquier cliente, sin un examen previo favorable. Para empezar, no deberían recomendar el uso de crema anestésica sin saber si el cliente toma medicamentos que interactúan con ella o sin advertir el estricto cumplimiento de las dosis de aplicación. El uso excesivo o inadecuado de crema anestésica puede producir trastornos graves.

Tampoco sería conveniente tratar a un adolescente hormonalmente inmaduro, ya que puede resultar ineficaz e incluso puede que haya un crecimiento de vello en las áreas contiguas a las fotodepiladas.

 

Elige bien dónde fotodepilarte

Si quieres fotodepilarte, asegúrate de que acudes a un centro serio. Hay algunos indicadores de la profesionalidad del centro de fotodepilación o clínica. Ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Que se interesen por tu historia clínica, por tu estado de salud y por si tomas algún medicamento.
  • Deberían examinar tu tipo de piel y de vello. Además, sería conveniente que te ofrecieran una sesión de prueba para ver cómo reacciona.
  • La persona que te va a tratar ha de proporcionarte información y consejos, antes y después de la fotodepilación. Por ejemplo, debes saber cuántos días tienes que evitar el sol.
  • Te deben proporcionar gafas para que protejas tus ojos de la luz.
  • Tienen que contar con una autorización administrativa, así como un registro de los aparatos, y poner estos datos a disposición de los clientes.

Daños en la fotodepilación

Hay sentencias que han condenado a quienes realizaron tratamientos de fotodepilación, ocasionando quemaduras y otro tipo de daños o problemas.

Una afectada presentó una demanda por daños y perjuicios sufridos, lesiones y secuelas tras el tratamiento de fotodepilación en un centro de estética de Canarias, ya que sufrió quemaduras de segundo grado en ambas piernas. La mujer reclamó una indemnización por importe de 10.556,26 euros contra el propietario de la clínica estética y el fabricante y vendedor de la máquina de depilación.

La demanda fue rechazada en primera instancia, pero fue recurrida al considerar que la única causa de la lesión fue haber realizado la fotodepilación con una potencia demasiado elevada, en relación a sus características particulares. Además, consideraba que el juez de primera instancia no había aplicado la doctrina sobre la inversión de la carga de la prueba en los supuestos de intervenciones de tratamientos estéticos, aunque no hayan sido realizados por personal sanitario (como en este caso), y de realización de actividades que comportan riesgos por empresas de servicios a los consumidores y usuarios. 

Conforme a esta jurisprudencia, al afectado le basta acreditar el daño, la causa y la relación entre ambos, lo que estaba sobradamente acreditado en este caso. Por una parte, existía relación causal entre las cicatrices por quemaduras de segundo grado y la utilización de un aparato de estética del centro. Y por otra, las lesiones de las que fue atendida la demandante, después de recibir el tratamiento, le obligaron a acudir en distintas ocasiones a la consulta del dermatólogo.

En este caso, el tribunal aplicó el baremo anexo a la Ley sobre RC y Seguro en la Circulación de Vehículos de la Resolución del DGSFP de 2007.

Finalmente, se estimó el recurso, revocando la sentencia de primera instancia y condenando a la clínica y al fabricante a indemnizar solidariamente a la mujer los días de incapacidad y curación de las lesiones, los gastos médicos y farmacéuticos y las secuelas estéticas derivadas de la sesión de fotodepilación que recibió, con la cantidad de 10307,78 euros, imponiendo a los demandados el pago de las costas judiciales.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas de 1/3/2011