Así analizamos

Tinte para el pelo

03 octubre 2018

03 octubre 2018

Para poder comparar los tintes para el cabello y dar una valoración, los productos fueron sometidos a varias pruebas:

Prueba de eficacia. Siguiendo siempre las instrucciones del fabricante, probamos el tinte en nueve mechas de cabello de tres distintos tonos originales, y en otros tres mechones con un 80% de cabellos blancos.

Con una técnica basada en la espectometría, los expertos del laboratorio pudieron medir y valorar las diferencias de color antes y después de teñir cada mecha, el grado de cobertura del tinte en el cabello y las diferencias del resultado en cabello real con el color indicado en el envase.

Resultado en cabello dañado. En el laboratorio se estropearon tres mechones de pelo, sobre todo en las puntas, se procedió a teñirlos para valorar después el resultado y la homogeneidad del color sobre cabello dañado.

Resistencia al lavado. La prueba para valorar la resistencia del tinte consisitió en lavar 6 veces a mano los mechones, para comparar la intensidad antes y después de los lavados y así comprobar las pérdidas de color.

Prueba de uso. En paralelo a las pruebas de laboratorio, 15 voluntarias usaron en casa cada producto, y nos dieron su opinión sobre la preparación, textura, olor, facilidad de aplicación, limpieza y aclarado, color, homogeneidad del tono, brillo, suavidad…

Etiquetado. Como es habitual, completamos nuestro estudio con una revisión del envase y etiquetado, y encontramos alegaciones cuya credibilidad es cuestionable. como sin amoníaco, sin parabenos, testado dermatológicamente…


Imprimir Enviar por email