Así analizamos

Así analizamos el papel higiénico

28 enero 2019

28 enero 2019

En nuestro análisis hemos seleccionado un total de 16 productos, la mayoría de ellos papel higiénico de dos capas en rollo compacto, aunque también hemos incluido cuatro productos de 3 capas y dos de 2 capas de tamaño tradicional.

En el laboratorio y en la práctica

Todas las muestras se han llevado al laboratorio, pero además hemos contado con un panel de usuarios, porque hay criterios (como el tacto, la suavidad, el uso...) que es mejor valorar por los propios consumidores.

  • Hemos medido y revisado las características de cada producto, como la cantidad de papel por m2, su grosor...
  • También nos fijamos en la información del etiquetado: si se indica el número de capas, la longitiud del rollo, el número de servicios...
  • En el laboratorio se ha valorado la resistencia del papel, en seco y en mojado.
  • El panel de usuarios ha dado su valoración de la suavidad, el tacto y el aspecto de cada muestra. También la facilidad de uso, desde empezar el rollo hasta desecharlo.
  • Valoramos también el impacto ambiental de los productos: no están hechos con papel reciclado ni se vende en embalajes de papel o cartón, pero más de la mitad tienen sellos FSC o PEFC, indicativos de que la celulosa utilizada procede de bosques gestionado de modo sostenible.

El precio marca diferencias

Aunque no lo es todo, en un producto de uso frecuente como el papel higiénico el precio es un factor decisivo en la elección. Es difícil valorar fijándonos solo en el precio de compra, pues hay que tener en cuenta la longitud del rollo, el tipo de papel… es difícil comparar, pero en general podemos concluir que los rollos de doble capa compactos son los que resultan a la larga más económicos, por encima de los rollos de triple capa y también que los rollos de doble capa con tamaño tradicional.