Así analizamos

Desodorantes antitranspirantes: así los analizamos


OCU en su último análisis ha incluido 10 desodorantes de mujer o unisex: cuatro en formato espray y seis roll-on. Todos se venden en droguerías, súper e hipermercados. Entre ellos no faltan las marcas líderes del mercado: Dove, Nivea, Sanex, Rexona... Y hemos incluido dos marcas blancas en representación de este tipo de productos. 

Entre esos 10 productos hay unos mejores que otros. Las puntuaciones finales han oscilado entre 58 y 81 sobre 100. Puedes encontrar más detalles de cada producto en nuestro comparador:

Comparador de desodorantes

Análisis en un laboratorio independiente

Para poder valorar a cada uno de los productos comparados, hemos acudido a un laboratorio especializado. En él cada producto ha sido probado por 20 mujeres voluntarias en unas condiciones homogéneas y controladas. La cantidad de producto usada fue siempre la misma: 300 mg para los roll-on y 1.000 mg para los espráis.

En el laboratorio se han medido diferentes parámetros para determinar su eficacia como desodorantes, antitranspirantes, si manchan la ropa oscura, el impacto ambiental de sus envases… 

Eficacia frente al sudor: fundamental

De estos productos cabe esperar que, aparte de enmascarar el olor a sudor, también sean capaces de reducir su volumen. Por los resultados de nuestro análisis, sabemos que los 10 productos que hemos comparado controlan el olor mejor que la humedad.

Las pruebas de eficacia fueron bastante exigentes:

  • Tres expertos valoraron olfativamente la intensidad del olor a sudor en cada caso y eso ha determinado su eficacia como desodorantes. Para ello se emplearon unos botes especiales desodorizados y las participantes llevaron unos empapadores pegados a sus axilas durante cuatro horas seguidas. El laboratorio también les facilitó unas camisetas limpias para que los empapadores quedaran ajustados. Se verificó el olor en 2 momentos:
    • A las 24 h de haberse lavado las axilas con un jabón neutro y sin llevar ningún desodorante.
    • 24 h después de aplicarse el desodorante. Antes de esa aplicación, las voluntarias también tenían que lavarse con un jabón neutro.

  • Para medir la eficacia como antitranspirantes, las voluntarias hicieron algo de ejercicio físico en una habitación caldeada. Era una prueba exigente, pues los productos tenían que reducir la cantidad de sudor al menos un 20% en la mayoría de las voluntarias mientras hacían 15 min de bici estática. El peso de esos empapadores antes y después de esta prueba de esfuerzo marcó la diferencia.

Comprobamos las manchas

En nuestro anterior estudio de desodorantes, uno de los puntos débiles de muchos de ellos eran las huellas que dejaban en la ropa oscura. Pero parece que ha habido avances.  Aun así, hay diferencias: los residuos que dejan en los textiles son casi inapreciables en los seis roll-on y bastante visibles en tres de los cuatro espráis.

Desodorantes: manchas en telas negras

No obstante, no se preocupe demasiado porque este tipo de manchas suelen desaparecer al lavar las prendas en la lavadora. Lo hemos verificado con unas determinadas cantidades de desodorante y en unas telas concretas: una de algodón y otra de poliéster, ambas con algo de lycra.

Impacto ambiental del envase

Valoramos positivamente:

  • Que fueran envases ligeros y la ausencia de envoltorios superfluos.
  • Que haya información en el envase para que el consumidor pueda identificar fácilmente si los materiales son reciclables y tener claro en qué contenedor echarlos.

Aparte, hemos calculado el porcentaje de producto no aprovechable que queda en el interior de los envases. Para hacerlo se han pesado los desodorantes antes de usarlos, tras la última aplicación posible y, luego, después de abrirlos del todo para vaciarlos completamente.

Lectura atenta del etiquetado

Otro de los elementos que OCU siempre mira con lupa es el etiquetado. Tras revisar la literatura del envase de los productos, comprobamos si todos cumplen el etiquetado obligatorio de un cosmético. Por ejemplo no deben faltar el consejo de no usar sobre piel irritada o dañada ni los datos de contacto con un fabricante o distribuidor en España. 

Por otro lado, en la lista de ingredientes hemos buscado los que pueden ser problemáticos. Lo que más hemos encontrado son perfumes alergizantes. En la Unión Europea, en la normativa de cosméticos hay una lista de 26 ingredientes que se utilizan como fragancias y que han sido identificados como alergénicos. Es una información que deben conocer los consumidores sensibles a estos alérgenos. Por eso es importante leer la información del etiquetado.

cosméticos

Test de uso con 30 voluntarias

Aparte, se hizo una prueba práctica, un test de uso de cada producto. Para llevarlo a cabo todos los productos se taparon para que 30 mujeres voluntarias probasen cada uno de ellos sin llegar a identificarlos. Tras 5 días de uso respondieron a un cuestionario donde quedaron recogidas sus opiniones.