Informe

Tabaco y salud

31 mayo 2018
ciharros

31 mayo 2018

Cada año, millones de personas mueren en el mundo a causa del tabaco. Bajo la frialdad de esa cifra se esconde el sufrimiento de los enfermos fallecidos y de sus familias, por no hablar de un enorme perjuicio económico.

El número de fumadores en España disminuye lentamente

Hay pocas enfermedades que tengan una incidencia tan alta en la población como el tabaquismo. De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud realizada por el Ministerio de Sanidad, el 34% de los españoles mayores de 16 años se declara fumador. El grupo con un porcentaje más alto de fumadores es el de personas con edades comprendidas entre 24 y 44 años, pero el consumo de tabaco comienza en la adolescencia. En la encuesta que la OCU realizó en 2001 sobre el hábito de fumar, el 22% de los menores de 18 años se declaró fumador, aunque en la mayor parte del territorio nacional legalmente no pueden comprar tabaco. A partir de los 44 años, la adicción al tabaco y el número de cigarrillos que se consumen por día va disminuyendo.

A pesar de que el número de fumadores es muy alto, se detecta una tendencia al descenso, aunque no tan rápida como sería deseable (un 4% en 12 años). Si atendemos a los datos del Libro Blanco de Prevención del Tabaquismo publicado en 1998, dos de cada tres fumadores quieren dejar de fumar o, lo que es lo mismo, alrededor de 8 millones de españoles desean dejar el tabaco.