Informe

Técnicas de diagnóstico: resonancia magnética

28 junio 2017
tecnicas-diagnostico-resonancia-magnetica

28 junio 2017
La resonancia magnética nuclear (RMN), o simplemente resonancia magnética (RM), es una técnica de diagnóstico que permite obtener imágenes muy detalladas del interior del organismo, sin utilizar rayos X ni sustancias radioactivas. Permite observar no sólo los huesos, sino también los tejidos blandos y los órganos.

Riesgos y precauciones de la resonancia magnética

No hay pruebas de que el campo magnético que genera la resonancia magnética cause daños en el organismo. De hecho, se considera una prueba más segura y con menos riesgos que las que utilizan rayos X.

No obstante, si existe algún material metálico en el interior del cuerpo, puede producirse un desplazamiento. Por ello, debe evitarse en personas que tengan marcapasos cardíaco, clips quirúrgicos, prótesis e implantes metálicos no dentales (excepto si son de titanio) o esquirlas de hierro en los ojos. Si bien es cierto que es habitual recabar esta información antes de llevar a cabo la prueba, lo mejor es consultarlo con el especialista si se tienen dudas sobre las circunstancias personales.

Respecto a los dientes con empastes y las prótesis dentales metálicas, puede suceder que influyan negativamente sobre las imágenes. Por eso, y aunque no contraindiquen necesariamente la realización de la prueba, se debe informar sobre su existencia.

Las mujeres deben informar a los técnicos si están embarazadas o sospechan que lo están. Aunque hasta la fecha no se han detectado consecuencias para el feto, se aconseja evitar su realización en el primer trimestre de embarazo, salvo circunstancias muy especiales que lo hagan imprescindible.