Informe

Punción seca: qué es y para qué se utiliza

06 octubre 2017
puncion-seca-fisioterapia

06 octubre 2017

La punción seca es una técnica fisioterapéutica que se emplea para paliar determinados tipos de dolor muscular. A menudo, la punción seca se confunde con la acupuntura. A continuación, revelamos qué dice la ciencia sobre su eficacia y su seguridad.  

Tipos de dolor a tratar con punción seca

La técnica de la punción seca puede ser de utilidad en diversos síndromes dolorosos del aparato osteomuscular. No obstante, su uso se ha desarrollado muy especialmente en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, un cuadro doloroso en el que se identifican de manera clara los denominados puntos gatillo.

Estos puntos se distribuyen en torno a un músculo o grupo muscular. Al ejercer presión sobre ellos, se activa o se intensifica el dolor (en ese mismo punto o a distancia) con la particularidad de que no parece mediar una causa inflamatoria.

Mecanismo de acción de la punción seca 

La hipótesis que sustenta su uso es que la introducción de la aguja en el punto gatillo desencadenaría una reacción nerviosa refleja y la liberación de opioides endógenos. Éstos son unas sustancias producidas por nuestro propio organismo y que tienen potencial analgésico.

Este efecto puede no apreciarse hasta pasado un tiempo, dado que la propia introducción de la aguja produce dolor en sí misma y éste puede prolongarse durante varias horas. Para conseguir los mejores resultados, se sugiere que son necesarias varias sesiones de tratamiento.

El mecanismo de la punción seca es muy similar al atribuido a la acupuntura. Por ello, estas dos técnicas a menudo se confunden.