Informe

Cirugía bariátrica: técnicas contra la obesidad

07 agosto 2018
cirugia-bariatrica

07 agosto 2018

Cuando una persona sufre obesidad severa y la dieta, el ejercicio y el tratamiento médico no son suficiente para controlarla, la cirugía bariátrica puede ser la opción más efectiva. De esta manera, no sólo se consigue afrontar este problema, sino que también se mejoran las condiciones comórbidas y se reduce la mortalidad a largo plazo.

¿Quién puede someterse a la cirugía bariátrica?

Si bien es cierto que para afrontar la obesidad resulta imprescindible llevar un estilo de vida saludable, cuidar la alimentación y practicar alguna actividad física, no siempre es suficiente. En los casos de obesidad extrema, la cirugía juega un papel muy importante.

La cirugía bariátrica es el único tratamiento eficaz para la obesidad mórbida severa

Conviene aclarar que no todas las personas obesas son aptas para someterse a una cirugía bariátrica.

Los médicos recomiendan esta intervención a pacientes con un IMC (Índice de Masa Corporal) superior a 40, o bien personas con un IMC superior a 35 y que padecen otras enfermedades que podrían mejorar con la pérdida de peso (diabetes, insuficiencia cardiaca o respiratoria, etc.). En cuanto a la edad, los límites suelen establecerse entre los 18- 65 años, aunque puede haber excepciones según el caso.

Además de esto, los pacientes tienen que superar una evaluación psicológica, ya que para los médicos es importante asegurarse que la persona será capaz de cambiar su estilo de vida después de la operación.  

Este tipo de cirugía no está indicada en personas con:

  • Enfermedad cardiaca severa con un elevado riesgo anestésico.
  • Trastorno grave de la coagulación de la sangre.

Tipos de cirugía bariátrica

Actualmente, existen diferentes tipos de cirugía bariátrica, que suelen combinar un mecanismo de restricción (se reduce el tamaño del estómago) con uno de malabsorción (se disminuye la capacidad del organismo de absorber nutrientes). Además, la cirugía induce cambios hormonales en la regulación del apetito y el metabolismo. 

La selección de un tratamiento u otro suele depender de la situación y las preferencias de cada paciente, así como de la experiencia del equipo médico que realizará la operación.

Entre los principales tipos de cirugía bariátrica, están:

Banda gástrica ajustable

cirugia bariatrica banda gastrica 

Es un procedimiento reversible que consiste en poner una banda o un anillo de silicona alrededor del estómago, creando una pequeña bolsa en la parte superior. La banda está conectada a un pequeño dispositivo colocado debajo de la piel, el cual permite ir ajustándola mediante la inyección de suero. Con esta cirugía se busca que la persona se sienta saciada después de tomar el equivalente a una taza de comida.

Gastrectomía en manga o vertical

gastrectomia vertical 

Esta cirugía consiste en extirpar una parte importante del estómago. De esta manera, se reduce tanto la cantidad de comida que la persona puede ingerir como la cuantía de células protectoras de grelina (hormona implicada en la regulación del apetito).

Bypass gástrico con la técnica “Y” de Roux

cirugia bariatrica bypass gastrico 

Se crea una bolsa estomacal en la parte superior del estómago con grapas quirúrgicas, la cual se une al yeyuno para restringir la cantidad de alimentos y reducir la absorción de nutrientes.  

Derivación biliopancreática con cruce duodenal

derivacion biliopancreatica

Se trata de una combinación de una gastrectomía en manga con un bypass en el que se conecta el estómago con el íleon, favoreciendo que la absorción de nutrientes sea aún menor.

Un caso especial: balón intragástrico

cirugia bariatrica balon gastrico 

Consiste en introducir un globo lleno de solución salina (400-700 ml) en el estómago durante máximo 6 meses, reduciendo la capacidad estomacal y la sensación de saciedad. En este caso, la pérdida de peso es gradual. 

El balón gástrico se utiliza en personas con un IMC mayor de 27 y que han fracasado con la dieta y el ejercicio, pacientes con un IMC mayor de 40 que se niegan a someterse a una cirugía y para aquéllos con un IMC superior a 50 como paso previo a la cirugía bariátrica.     

cirugía de la obesidad

¿Qué riesgos tiene una cirugía bariátrica?

A pesar de que este tipo de cirugía se realiza cada vez con mayor frecuencia, actualmente existe una tasa de complicaciones graves que oscila entre el 3,4 %-12 % durante el primer mes posterior a la intervención. La tasa de mortalidad en ese mismo periodo es inferior al 1 %, pero no deja de ser una cifra apreciable.

Los riesgos derivados de una cirugía bariátrica varían en función del tipo de operación, así como si el paciente ya padecía otras enfermedades (diabetesapnea del sueñohipertensión, insuficiencia respiratoria…).

Aun así, algunos de los problemas más comunes derivados de una cirugía bariátrica son:

  • Fugas del contenido alimenticio
  • Úlceras junto a las zonas de sutura
  • Obstrucción intestinal
  • Formación de trombos venosos

Cirugía de la obesidad cómo vivir el post operatorio

La cirugía bariátrica no es un método infalible para afrontar los problemas de obesidad. Es necesario que las personas que se someten a cualquier tipo de cirugía bariátrica cambien su estilo de vida, ya que sólo así podrán evitar recuperar peso.

Además de acudir a revisiones médicas, hacer ejercicio y seguir una dieta, se recomienda mantener unos hábitos saludables. Algunos ejemplos son:

  • Realizar comidas pequeñas y frecuentes.
  • Masticar lentamente la comida.
  • Dejar de comer cuando te sientas lleno.
  • Beber líquido 30 minutos antes o después de comer.
  • Controlar la cantidad de calorías que se ingieren.
  • Evitar alimentos altos en grasa o azúcar.
  • Dormir como mínimo 8 horas.

No obstante, recuperarse de esta cirugía y los cambios que ello implica pueden requerir del apoyo de familiares y amigos e, incluso, puede llegar a ser necesaria la ayuda de un terapeuta.