Informe

Biocidas

01 enero 2011
Biocidas

01 enero 2011

Si cada vez que ve un mosquito o una hormiga siente la tentación de rociar toda su casa con insecticida, piense que está propinando a su familia una ración, probablemente innecesaria, de productos químicos que pueden tener efectos tóxicos perjudiciales sobre la salud y el medio ambiente.

Los que matan la vida

Existen numerosos productos químicos cuyo fin es aniquilar la vida indeseable, ya se trate de bacterias, hongos, plantas o insectos. Son los biocidas, que se utilizan para desinfectar, eliminar parásitos, proteger los materiales, etc.

Se pueden presentar en polvos, sprays, pastillas, difusores eléctricos o líquidos, pero lo que realmente determina cómo son de tóxicos es el principio activo que contienen y su concentración (ambas deben figurar siempre en la etiqueta) además del tiempo que pasemos expuestos a ella y la vía de absorción: oral, respiratoria, cutánea.