Informe

Biocidas

01 enero 2011
Biocidas

01 enero 2011

Si cada vez que ve un mosquito o una hormiga siente la tentación de rociar toda su casa con insecticida, piense que está propinando a su familia una ración, probablemente innecesaria, de productos químicos que pueden tener efectos tóxicos perjudiciales sobre la salud y el medio ambiente.

Cuando sea posible, combata con armas naturales

  • En la higiene de la casa, la vajilla o el cuerpo, no emplee productos que se anuncien como "antibacterias". Los detergentes y jabones convencionales son suficientes.
  • Evite la utilización de productos químicos. Para el control de las plagas existen otras opciones:
  • Colocar mosquiteros en las ventanas y no dejar las luces encendidas
  • Usar repelentes naturales: geranio, eucalipto y cebolla contra los mosquitos, canela y limón contra las hormigas
  • Atrapar a los insectos voladores con cintas adhesivas
  • Colocar trampas para ratones
  • Proteger la ropa con bolas de cedro, lavanda, pimienta u hojas de nogal en lugar de la clásica naftalina