Informe

Ambientadores, no te cargues el ambiente

26 septiembre 2013
ambientadores

26 septiembre 2013

Un ambiente adecuado puede decir mucho de ti y dotar a tu casa de una personalidad propia. Pero, cuidado, algunos ambientadores empeoran notablemente la calidad del aire hasta hacerlo tan tóxico como el ambiente de una sala de fumadores muy cargada.

Sustancias tóxicas en exceso

En el laboratorio hemos comprobado que muchos de estos inciensos y aceites ambientadores emiten niveles excesivos de sustancias tóxicas, alergénicas o contaminantes.

Compuestos volátiles

Son sustancias que se liberan en forma de gases y que dan una idea de la contaminación general que causa el producto. El límite ideal es de 200 µg/m3; pero en algún caso del estudio se superan los 25.000.

Partículas finas

Dan idea de la contaminación general. Su pequeño tamaño, inferior a 2,5 micras, hace que se alojen en los pulmones y causen problemas respiratorios. El límite ideal es de 12 µg/m3; pero hemos registrado emisiones de algún incienso superiores a 5.000.

Benceno

Es un compuesto químico tóxico capaz de causar leucemia en humanos. No debería estar presente, pero lo admiten todos los inciensos y también uno de los aceites, aunque en mucha menor medida.

Formaldeído

Sustancia tóxica que puede causar dolor de cabeza, inflamación de la mucosa nasal y también, cáncer del aparato respiratorio. El límite ideal es de 10 µg/m3, un aceite especial supera los 200.

Alérgenos

Causan reacciones cutáneas o respiratorias en personas sensibles. Buscamos las 26 sustancias más alergénicas que la Unión Europea obliga a identificar en los cosméticos y hallamos hasta 13 en un único producto.

Sustancias irritantes

El acetaldehído que nos ha servido de referencia no debería superar los 200 µg/m3, pero lo hace en tres aceites y un incienso. Causa molestias en los ojos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias.