Así analizamos

Así analizamos condones


 

Valoramos seguridad y eficacia en los condones

Los fabricantes de preservativos realizan sus propias pruebas de seguridad: cada preservativo se somete a pruebas electrónicas para detectar agujeros y puntos débiles antes de ser empaquetado y puesto a la venta; además, realizan controles de calidad.

En OCU hemos realizado nuestras pruebas particulares para comprobar la seguridad y eficacia de los condones. Hemos hecho una completa prueba de calidad, según la norma ISO 4074:2015 para los preservativos de látex de caucho natural y según la norma ISO 23409:2011 para los preservativos de material sintético.

Las pruebas en el laboratorio

Se han analizado todos los puntos esenciales en un preservativo:

  • Ausencia de puntos débiles que puedan provocar fugas. Se comprueba si hay agujeros microscópicos o puntos débiles que puedan permitir el paso de esperma u microorganismos.
  • Volumen y presión de rotura. Los preservativos deben tener una buena resistencia e integridad, ser capaces de contener una cantidad mínima de volumen y presión de aire sin romperse.
  • Defectos visibles. Se examina cualquier defecto visible como agujeros, desgarros, pliegues permanentes con adherencia de la película.
  • Integridad del envase. Una vez dentro de sus envoltorios, los envases de los preservativos deben permanecer sellados hasta que los abra el consumidor. En esta prueba se comprueba que el envase está bien sellado y no tiene agujeros ni huecos.
  • Test de dimensiones. Esta prueba se utiliza para medir las dimensiones del preservativo (longitud, anchura y grosor). La longitud es importante desde el punto de vista del consumidor. La anchura es un factor clave tanto para el deslizamiento del preservativo (si es demasiado grande) como para su rotura (si es demasiado pequeño). El grosor es importante para evitar las fugas y la rotura del preservativo, mientras que el mercado de los preservativos se orienta en productos cada vez más finos.
  • Cantidad de lubricante. Aunque cada usuario tiene sus preferencias en cuanto a la cantidad de lubricante, una cantidad insuficiente se ha relacionado con la rotura del preservativo.

Otros parámetros estudiados

  • Prueba de uso en un laboratorio. 30 voluntarios han probado el preservativo abriendo el envase y desenrollándolo en un pene artificial. Anotan después sus apreciaciones en un cuestionario.
  • Análisis de contaminantes según las directrices internacionales sobre preservativos (WHO/UNFPA Specification for Male Latex Condoms). Se han analizado diversos contaminantes, además de nitrosaminas y proteínas de látex. 
  • Revisión del etiquetado de los envases según requisitos de normas ISO de preservativos.

Puedes ver los resultados en nuestro

COMPARADOR DE CONDONES