¿Necesitas ayuda? Llama al 91 794 24 80

Condiciones de uso

Condiciones de uso

Objeto de la plataforma

OCU ofrece a los consumidores (tanto a socios como a no socios), una plataforma online que permite presentar directamente un e-mail (correo electrónico) a la empresa con la que mantiene un conflicto o una diferencia de opinión.

El objetivo de esta plataforma es permitir que el consumidor y la empresa puedan encontrar una solución a la disputa. El consumidor formula su queja a través de la plataforma (mediante ordenador, tablet o smartphone) y la empresa responde también a través de la plataforma.

Inicio de sesión / Registro

Para poder utilizar la plataforma, el usuario debe registrarse. Para ello, debe iniciar sesión en el sitio, ya sea socio de OCU o no. Solo después de registrarse, el usuario puede iniciar sesión. Dado que la plataforma tiene como objetivo crear un diálogo en torno a la sociedad de consumo, el usuario debe registrarse con sus datos reales. De no hacerlo, la empresa reclamada no será capaz de identificar al usuario y, por lo tanto, no podrá ofrecer una solución.

El hecho de utilizar la plataforma implica la aceptación por parte del usuario de estas condiciones de uso.

Uso de la plataforma 

La plataforma está disponible solo para uso personal y con fines no comerciales.

El usuario acepta ser el único responsable de las contribuciones a la plataforma, de todas las consecuencias que puedan surgir y de cualquier incumplimiento de sus obligaciones en virtud de los términos y la información legal aplicable a esta plataforma.

OCU no será responsable, frente al usuario, empresa u otros terceros, de las contribuciones introducidas en la plataforma o en su caso de las opiniones aparecidas en la misma.

El usuario se compromete a no publicar en los mensajes contenido abusivo, difamatorio, racista, xenófobo, que incite a la violencia, amenazante, que fomente prácticas inseguras, invasivo de la privacidad de una persona o que pueda violar cualquier otra disposición de la legislación o normativa vigente.

El usuario que no respete las condiciones de uso en primer lugar recibirá un aviso de correo electrónico; en caso de reincidencia, y después de ser advertido, recibirá una exclusión temporal, que va desde un día hasta un mes (en caso de infracción sistemática o repetida). Podrá quedar a la  espera de una posible readmisión; si bien, en caso de incumplimiento grave, la exclusión será definitiva. En su caso, cualquier intento de retorno va a dar lugar a la eliminación de las cuentas y los mensajes.

Además de las medidas mencionadas anteriormente, OCU se reserva las acciones legales que correspondan dependiendo del contenido en cuestión, así como las posibles reclamaciones de daños y perjuicios como reparación por el daño que se pudiera ocasionar.

El usuario también se compromete a no subir contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, a menos que se cuente con la autorización expresa del titular de los derechos de autor para su uso o que él mismo sea el autor.

Además, está prohibido enviar un mensaje que contenga datos personales de terceros (excepto los datos de la empresa, que sean objeto de la denuncia): la dirección electrónica o postal, número de teléfono o cualquier información que permita la identificación de una persona.

También está prohibido que el usuario publique información con intención comercial. No están permitidos: la mención de enlaces a sitios comerciales o cualquier otra práctica relacionada con la publicidad.

Del mismo modo, está prohibido publicar enlaces webs o foros con contenido ilegal.

Los mismos o similares mensajes, enviados a varios remitentes, pueden considerarse spam. También está prohibido el envío de mensajes de los que el usuario no sea el autor, así como suplantar la identidad de otra persona.

¿Cómo funciona?

Cada consumidor, socio o no de OCU, tiene la capacidad de escribir una reclamación a la empresa con la que está en disputa (en el sentido amplio), a través de la plataforma. Después de conectarse o registrarse, el consumidor puede acceder a la interfaz de la plataforma, donde podrá escribir su queja.

El usuario puede seleccionar la compañía en una lista preestablecida, propuesto por el sistema, o añadir esa compañía si no está en esta lista. En este último caso, el usuario deberá asegurarse de que los datos introducidos sean correctos, a riesgo de que la  queja no llegue a la empresa en cuestión (en caso de datos incorrectos).

Una vez que todos los datos requeridos se hayan introducido, el usuario puede transmitir la denuncia a la empresa con la que mantiene una disputa. La empresa recibirá un correo electrónico con la queja y los documentos adjuntos. La empresa puede responder con un simple e-mail.

El usuario que envió la queja recibirá una notificación tan pronto como la empresa responda a la reclamación. El usuario podrá replicar a la empresa y así sucesivamente….

En caso de que no se llegue a una solución satisfactoria o favorable para el consumidor/usuario, este podrá remitir el expediente completo a uno de nuestros 100 abogados, el cual le asesorará sobre una posible solución.

A partir de entonces, el sistema solicita al usuario que especifique la naturaleza de la reclamación, para describirla de una manera más integral y formular una posible solución. El usuario tendrá la posibilidad de individualizar su carta de reclamación para mencionar una referencia específica.

Responsabilidades

Es importante saber (y que el usuario sea plenamente consciente de esto) que OCU no participa en el intercambio de mensajes que tendrá lugar entre el usuario y la empresa. El papel de OCU se limita a ofrecer una plataforma para que encontrar de forma independiente una solución a la disputa entre usuarios y empresas.

A pesar de que OCU ha demostrado una clara precaución en el desarrollo de esta plataforma, no podemos evitar que eventualmente surja un problema, técnico o de otra clase. OCU no se hace responsable de un mal funcionamiento de la plataforma. Sin embargo, OCU hará todo lo posible para poner y mantener la plataforma online.

El usuario es plenamente consciente de que la plataforma es solo una herramienta que permite a las partes encontrar una solución amistosa al litigio, y de ninguna manera puede ser considerado como un sustituto de la demanda legal formal.

El usuario utilizará todos los medios para proteger sus derechos, y en este contexto podrá contar con el asesoramiento de OCU para protegerlos.

Si las negociaciones a través de la plataforma entre el usuario y la empresa no dan lugar a una solución aceptable para el usuario, tendrá la oportunidad de remitir su expediente a los 100 abogados de OCU. Este servicio tratará de ayudar al usuario en la búsqueda de una solución.

OCU implementará todos los medios a su alcance para conseguir un resultado positivo, pero obviamente no puede garantizarlo dado que depende de la voluntad de la empresa a la hora de llegar a un acuerdo.