atrás

Instalación de cocina de IKEA. Una odisea.

Reclamación cerrada No resuelta

Esta reclamación es Pública

Tu reclamación:

A. S.

A: IKEA

21/07/2021

Hola Realicé un pedido de mobiliario de cocina en la tienda de IKEA Vallecas de Madrid. En la instalación del mueble de horno/placa, resultó dañado el cuadro de mandos de la placa y el horno quedo descolgado del mueble (sin encastrar adecuadamente). El horno/placa no era de IKEA y, al parecer, deben ser de IKEA para que su encaje no presente problemas. Este detalle no me fue advertido ni al comprar la cocina, ni cuando el verificador vino a casa a dar el visto bueno al pedido ni cuando el instalador manipuló el aparato. Este, en su informe de instalación, aduce falsamente a que yo di mi consentimiento para que manipulara el horno/placa, de forma que si ocurría cualquier desperfecto fuera bajo mi responsabilidad. ¿En qué cabeza cabe? ¿Para qué quiero yo un mueble si el horno no encaja o la placa resulta dañada? No tiene sentido correr ese riesgo por el coste de un mueble.... más allá de lo que puede suponer una manipulación inadecuada para el técnico que lo instala. Si no debes instalar electrodomésticos que no son de IKEA, lo comunicas al cliente y ya se busca una solución. Pero no. El instalador dejó el horno sin encajar y el cuadro de mandos descolgado e inutilizable. Ante mis quejas me remitió, después de hacer la llamada pertinente, al servicio de atención al cliente para que pusiera una reclamación. Y ahí empezaron a pasarse la pelota entre departamentos. Consigo que venga un Inspector de IKEA para peritar la incidencia y tras manipular el electrodoméstico, lo deja peor que estaba. Ahora son dos los mandos de la placa que no funcionan. No doy crédito. Un mes después y tras varias horas dedicadas al teléfono de atención al cliente de IKEA (15 minutos de media para acceder al operador del call center), se me dice que el expediente está cerrado y que recurra al arbitraje de consumo. Me persono en la tienda y se me facilita la Hoja de reclamaciones. Así resuelve IKEA las incidencias. Analizándolo despacio, lo que veo es una absoluta descoordinación entre los diferentes servicios (venta, instalación, posventa) y un afán por eludir cualquier responsabilidad ante errores o accidentes que cualquiera puede cometer o sufrir en el desempeño de su profesión. Para terminar, no quisiera dejar de lado el hecho de que la rotura del cuadro de mandos de la placa no me fue comunicada por el instalador, sino que la descubrí al ir a utilizar el electrodoméstico. Cuando le reproché esa actitud, (no decirme que el mando estaba roto y el horno no anclado al mueble), el instalador argumentó que no debía quejarme, que me estaba haciendo un favor instalándome un mueble que no debía. En fin. Sin comentarios.

Indica qué solución esperas para tu problema

  • Reparación