atrás

Problema en la reparación de un Sofá

Reclamación cerrada No resuelta

Esta reclamación es Pública

Tu reclamación:

J. M.

A: IKEA

19/07/2021

Hace aproximadamente un mes adquirimos un sofá en IKEA, en la sección de oportunidades. En este caso decidimos llevárnoslo porque la única tara que se indicaba era que estaba "sucio", y no nos resultaría demasiado difícil aderezarlo para hacer uso de él en nuestra nueva casa. Con los gastos iniciales que implica una mudanza, el precio nos pareció razonable y nos compensaba adquirirlo. Pocos días después los técnicos de transporte y de montaje trajeron las piezas del sofá sin ningún tipo de protección, ni fundas de plástico ni ninguna otra, lo que supuso una primera reclamación formal en la propia tienda. Arrastraron todo por las zonas comunes del edificio, apoyándolo en el rellano y en el suelo mismo del ascensor, como si estuvieran transportando algo que iba a ir directo a la basura (en plena situación de crisis sanitaria). Por si fuera poco, llegaron varias horas tarde respecto a la horquilla temporal acordada. A considerar que el precio de este servicio ascendía a los 60 euros... ¡Incluso el chaval tuvo la osadía de ofrecernos sus servicios por si los necesitábamos durante la mudanza! ¡Una locura! En fin... dejamos el sofá montado y cubierto de plástico, pues aún nos quedaba pintar las paredes del comedor en el que estaría ubicado. Una vez estuvo todo preparado (tres semanas después), y tras apenas unos minutos de uso (en los que dos personas delgadas se sentaron bien distribuidas), el sofá emitió un crujido e inmediatamente cedió. Comprobamos que el defecto se hallaba en una de las patas traseras, pues estaba torcida y giraba sobre su propio eje sin llegar a quedar fija en ningún momento. Reseñar que en ningún momento previo el sofá fue manipulado, ni desplazado del lugar exacto en el que lo depositaron los técnicos. Procedimos a solicitar a IKEA una solución. Nos comunicaron que un técnico acudiría a nuestra casa para valorar in situ el problema y proporcionarnos la mejor alternativa posible, garantizándonos que correrían con cualquier gasto derivado de la reparación... Tras cinco días de espera, el técnico (que llegó puntual) nos comentó que efectivamente se trataba de una tara (atribuible al transporte o a la producción), y que en estas circunstancias podían pasar tres cosas: que Io repararan, que lo cambiaran por uno nuevo o que se desentendieran. Lo que ocurrió fue, efectivamente, lo tercero. Tras cinco días de espera para el técnico y otros cinco días más para consultar la resolución, nos dijeron que lo cambiáramos nosotros mismos. O que lo devolviéramos si no estábamos de acuerdo. Vamos... que nos vendieron un producto en mal estado sin advertirlo correctamente (o lo dañaron durante el transporte), y que después de todo no estaban dispuestos a compensar esta circunstancia en modo alguno.

Indica qué solución esperas para tu problema

  • Reparación