Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Alimentación

Etiquetado de los alimentos

El etiquetado de los productos alimenticios debe ser legible para los consumidores y reflejar las necesidades de los consumidores. Debe ser obligatorio, claro, completo y armonizado, por lo menos a escala de la UE para TODOS los productos alimenticios (envasadas o no), incluido los alimentos nuevos.

El etiquetado de los productos alimenticios debe ser legible para los consumidores y reflejar las necesidades de los consumidores. Debe ser obligatorio, claro, completo y armonizado, por lo menos a escala de la UE para TODOS los productos alimenticios (envasadas o no), incluido los alimentos nuevos.

Este etiquetado debe poder identificar con suficiente claridad no sólo los ingrediete y aditivos, sino también aquellas sustancias que pueden provocar reacciones adversas en materia de salud (alergenos, gluten, etc.).

El etiquetado debe también contener información nutricional sobre los nutrientes con mayor incidencia en la salud (grasas, azúcar, sal), mostrada de forma clara en el frontal del envase y por unidades estándares de comparación (100gramos, por ejemplo) y no únicamente por porciones.