Informe

Freidoras: guía de compra

26 diciembre 2012
freidoras

26 diciembre 2012

Las freidoras analizadas son cómodas y fáciles de limpiar. Además, son perfectamente seguras. Claro que no todas las freidoras tienen las mismas funciones y accesorios. De ahí que sus precios varíen entre 40 y 100 euros.

Los restos quedan separados en la zona fría

Los fabricantes, en su empeño por facilitar el uso de la freidora, incorporan nuevas funciones y accesorios. Entre los elementos más prácticos, el temporizador y el interruptor de puesta en marcha (independiente del termostato).

Algunas freidoras disponen además de sistemas de autolimpieza. Aunque lo que mejor funciona es meter la cubeta en el lavavajillas: hay modelos que permiten separar la cubeta de la resistencia, de forma que pueda meterse más fácilmente.

Todos los modelos cuentan con una zona fría, donde se depositan los restos de los alimentos fritos por debajo de la resistencia. Así no vuelven a calentarse ni se mezclan con las siguientes frituras. En cualquier caso, aún no se ha inventado la freidora que evite los olores; algunas incluyen un filtro antiolor, pero su eficacia no es perfecta.


Imprimir Enviar por email