Guía de compra

Cómo elegir una freidora

freidoras

¿Te interesa una freidora para freír tus alimentos en vez hacerlo en sartén? Te contamos en qué debes fijarte para escoger la mejor freidora eléctrica, tanto de aceite como de aire. Descubre en esta guía de compra las claves para acertar al comprar y usar tu freidora.

La fredora es un aparato eléctrico que cuenta con un recipiente cerrado donde se introducen los alimentos, normalmente sumergidos en aceite. Utilizado con las debidas precauciones, evita las quemaduras por salpicaduras de aceite caliente y permite controlar la temperatura de fritura, gracias a que lleva un termostato.

Además, normalmente permite freír cantidades mayores de alimentos de una sola vez que una sartén, lo que ahorra tiempo y trabajo. Al terminar, se saca el cestillo y el exceso de aceite se escurre fácilmente.

Características y Accesorios que Debe Tener una Freidora

Tipos de freidoras eléctricas

Las freidoras se pueden dividir en dos grandes grupos: las freidoras tradicionales o de aceite y las freidoras de aire caliente, que funcionan como un horno de convección. Estas freidoras de aire son más caras que las de aceite por término medio, aunque en los últimos años su precio se ha reducido notablemente. Una freidora de aire caliente cuesta entre 50 y 200 euros, mientras que las freidoras de aceite son algo más baratas, con un precio que oscila entre los 25 y los 110 euros. ¿En qué se diferencian?

Freidoras de aceite 

Cuentan con una cubeta que hay que llenar con varios litros de aceite y en cuyo fondo se sitúa la resistencia que lo calienta, junto a un sensor de temperatura que da señales al termostato para activar o detener la corriente según la temperatura programada. Su ventaja frente a las de aire es que son más rápidas y dejan los alimentos con mejor aspecto. El inconveniente obvio es que los alimentos se impregnan de aceite y sube la cantidad de calorías que aportan.

Ventajas

  • Pueden freír más cantidad de una vez
  • Son más baratas
  • Aspecto de los alimentos más apetitoso

Inconvenientes

  • Añaden más calorías a los alimentos
  • Más difíciles de limpiar
  • Hay que usar varios litros de aceite, que cuesta entre 3 y 4 euros por litro si es de oliva.

Freidoras de aire caliente

Una resistencia eléctrica calienta el aire que mueve un ventilador y lo proyecta por unas salidas al interior del recipiente donde están los alimentos, ligeramente impregnados de aceite. Por eso, es más ajustado denominarlas “freidoras de aire caliente” que "freidoras sin aceite", puesto que también usan aceite, pero en mucha menor cantidad. Es habitual usar alimentos prefritos, lo que acorta el tiempo y deja los alimentos más crujientes, aunque algo más aceitosos. Las bolsas de patatas congeladas que analizamos suelen contener aproximadamente un 7% de aceite.

Ventajas

  • El tiempo empleado es similar en ambos tipos de freidoras pues, aunque la fritura propiamente dicha es mucho más rápida en una freidora clásica, hay que contar también el tiempo necesario para calentar el aceite.
  • El consumo eléctrico es más reducido en las freidoras de aire que las de aceite.
  • Más fáciles de usar y de limpiar
  • No producen olores a fritura.
  • Alimentos más ligeros y con menos calorías
  • No hace falta llevar el aceite usado al punto limpio o al contenedor habilitado.

Inconvenientes

  • Su precio, que es más alto que el de las freidoras de aceite, aunque apenas utiliza aceite y consume menos energía, por lo que a largo plazo pueden salir más rentables que una de aceite.
  • En cuanto a la calidad de las patatas fritas, salen doradas y crujientes, pero nuestro panel de degustadores  encontró las patatas fritas demasiado secas y con poco gusto. Por tanto, aquí las freidoras de aceite, en líneas generales, salen ganando.

Encontrarás toda la información y el detalle de las características, los resultados y precio de las freidoras de aire y de aceite en nuestro 

Comparador de freidoras

En qué fijarse al comprar una freidora

Hay algunas características a las que conviene prestar atención cuando elijas una fredora:

  • Capacidad. No se trata de que la freidora sea voluminosa por fuera, sino de la cantidad de litros de aceite que caben en la cubeta para las freidoras tradicionales y de la capacidad de la cesta en las de aire. En las freidoras analizadas por OCU, la cantidad de litros de aceite oscila ente 2 y 4,5 litros. En nuestro comparador distinguimos tres grupos: freidoras para cantidades máximas de alimento menores de 500 g (por ejemplo, para una persona sola o una pareja); entre 500 y 1.000 g (suficiente para una familia media) y, por último, para más de 1.000 g (para una familia grande).
  • Cubeta desmontable. La mayoría de las freidoras cuenta con esta opción que facilita mucho la limpieza. Es muy importante mirar el manual de instrucciones para confirmar que las piezas desmontables son aptas para el lavavajillas. La limpieza para las freidoras de aire es mucho más cómoda que para las freidoras de aceite.
  • Zona fría. Se trata de una cámara de aceite debajo de la resistencia, que se mantiene a menor temperatura y es donde se depositan los restos de las distintas frituras. Así no se requeman esos residuos ni se mezclan los sabores. La vida útil del aceite empleado se alarga.
  • Temporizador. Generalmente emite un pitido cuando finaliza el tiempo programado de fritura, aunque no está de más comprobarlo visualmente.
  • Termostato. Mide la temperatura del aceite dentro de la cubeta para evitar que sobrepase el nivel fijado.  El termostato “regulable” permite ajustar la temperatura para freír diferentes tipos de alimentos.
  • Interruptor. Muchas freidoras, ya sean de aceite o aire caliente, tienen un interruptor de encendido y apagado independiente. Es preferible a tenerlo integrado en el termostato. En algunos aparatos, cuando el aceite alcanza la temperatura programada, la luz se apaga y puede parecer que no están funcionando. Consulte el manual para evitar posibles confusiones.
  • Tapa. Ya sea freidora de aire o de aceite, se recomienda freír con la tapa siempre cerrada para mantener la temperatura y evitar que el aceite salpique. Muchas freidoras tienen una ventana de cristal para controlar el estado de la fritura sin abrirla, aunque a veces se empañan.
  • Filtro anti-olor. Presente en algunos modelos de freidora de aceite, reduce el desagradable olor a frito. 
  • Recoge-cables. Facilita su almacenamiento y la vida útil del cable, ya que evita que se pueda enganchar o deteriorar en su transporte.
  • Estética. La mayoría de las freidoras de aire caliente tienen un exterior plástico en color blanco o negro. El diseño puede ser ovalado, cuadrado, etc. Y, en cuanto a las freidoras de aceite, las hay con la cubierta de metal, de plástico, con forma cuadrada, rectangular, ovalada y distintos tamaños en función de las necesidades del usuario. Algunos modelos cuentan con revestimiento antiadherente, que reduce las manchas de aceite y la huella de las manos. Tenga cuidado de no dañar esta película al limpiar, ya que podría perder esta propiedad.
  • Mandos. Algunas cuentas con sistemas de control digital, mientras que otras utilizan los mandos tradicionales.

Las mejores marcas de freidoras

OCU realiza periódicamente encuestas de fiabilidad y satisfacción entre los consumidores. La marca de freidoras con menos averías es AEG, aunque Cosylife (Electrodepot), Philips, Jocca, Severin y Cecotec también son muy fiables. 

Las princpales averías se producen en mecanismo de rotación de las freidoras de aire y en los mandos y el asa de la cesta. En cualquier caso, los resultados de fiabilidad y duración ya se tienen en cuenta en las notas globales que se asignan a cada modelo en nuestro comparador de freidoras

Consejos de uso

Las freidoras suelen contar con una tapa y paredes frías para evitar quemaduras, En general, cuando uses la freidora, ponle siempre la tapa. Asegúrate de usarlas siempre en un lugar estable y alejado de los niños. 

freidora

¿Cómo freír para evitar acrilamida?

La acrilamida se forma en alimentos ricos en azúcares y en un aminoácido, la asparagina, cuando se someten a altas temperaturas. Se ha clasificado como potencialmente cancerígeno por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

En el caso de las patatas fritas, hay varios factores que pueden influir en la formación de acrilamida, como la variedad de la patata, la temperatura de fritura, etc. Para reducir la formación de acrilamida al freír:

  • Selecciona variedades de patata aptas para freír (bajas en azúcares reductores).
  • Guarda las patatas en un lugar oscuro para evitar que broten.
  • Después de cortar las patatas, enjuágalas con agua caliente. Esto reduce de forma significativa los niveles de azúcar presentes en las patatas.
  • Sécalas bien antes de freírlas, envolviéndolos en un paño.
  • El aceite debe estar entre 160 y 175 °C. Una temperatura más baja aumenta la absorción de grasas. De hecho, lo mismo ocurre si pones mucha comida a freír.
  • Fríe hasta que adquieran un tono amarillo dorado, pero sin dejar que se tuesten.
  • Escúrrelas bien y pon la cesta sobre papel absorbente. No dejes la canasta con comida recién frita sobre el aceite caliente.

¿Cuándo cambiar el aceite?

  • Cambia el aceite de la freidora si tiene un color rojizo, hace espuma, tiene un olor extraño o suelta demasiado humo.
  • Como mínimo, debes cámbiarlo cada 12 usos o después de tres meses.
  • Los aceites de girasol u oliva son más resistentes a las altas temperaturas.

Y recuerda que el aceite usado debes desecharlo en un punto limpio o en contenedores específicos en la vía pública.

Preguntas frecuentes sobre freidoras

¿Qué es mejor una freidora o una sartén?

Una de las ventajas de las freidoras, ya sean de aire o de aceite, es que controlan mejor la temperatura de la fritura que una sartén y es más fácil evitar que se forme acrilamida, una sustancia cancerígena.

¿Qué es mejor, una freidora de aire o una freidora de aceite?

No se puede decir que una sea mejor que la otra. Con la freidora de aceite se obtienen mejores resultados de fritura, pero las freidoras de aire caliente consumen menos energía, son más fáciles de limpiar y añaden menos calorías a los alimentos.

¿Qué potencia es la más recomendable para una freidora?

Todo depende del tipo de freidora, su capacidad y sus características. Como regla general, una freidora de aire puede tener una potencia de entre 1.000 y 1.500 W. Las freidoras de aceite suelen ser más potentes, con potencias entre 1.200 y 3.000 W.

¿Qué significa zona fría en una freidora de aceite?

Es una característica muy común de las freidoras de aceite. Se trata de una cámara de aceite debajo de la resistencia, que está a menor temperatura y es donde se depositan los restos que quedan de las frituras, para que no se requemen ni se mezclen los sabores. Así el aceite dura más.

¿Cuál es el mejor aceite para freidora?

El aceite de oliva, el de orujo de oliva y el aceite de girasol alto oleico son los más adecuados para freir, pero es fundamental hacer un buen mantenimiento.

¿Cómo se limpia una freidora?

Sigue las instrucciones del fabricante, pues normalmente puedes desmontarla y meter el cestillo y la cubeta en el lavavajillas, después de haber retirado el aceite y limpiado bien los restos con una servilleta. Para el exterior, usa una esponja húmeda y un poco de lavavajillas.

¿Es seguro usar la freidora?

Las freidoras superan rigurosos controles de calidad. Todas las freidoras analizadas y publicadas en el comparador cumplen las normas de seguridad eléctrica, por lo que se puede decir que sí, son seguras. De todas formas, hay que ser cuidadoso al usarlas, pues están calientes: conviene no moverlas mientras funcionan y ponerlasen un lugar donde no alcancen los niños.

¿Qué es la acrilamida y en qué afecta en la fritura?

La acrilamida se forma en alimentos ricos en azúcares (fructosa y glucosa) y un aminoácido, asparagina, cuando se someten a altas temperaturas, superiores a 175ºC. Las patatas, las galletas, el pan tostado son alimentos en los que se puede formar acrilamida que fue clasificada como potencialmente cancerígena por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

¿Dónde debemos tirar una freidora al final de su vida? ¿Y el aceite usado?

Las freidoras son basura electrónica (RAEE) por lo que debes llevarla a un punto limpio. Y lo mismo para el aceite usado. En algunas ciudades, existen contenedores en las calles donde se puede depositar el aceite usado.