Guía de compra

Guía de compra de detergentes para lavavajillas

25 abril 2016

25 abril 2016

Para lavar los platos en el lavavajillas y obtener unos resultados satisfactorios, antes necesitábamos recurrir a una combinación de productos. Ahora, ha quedado superado gracias a los detergentes "todo en uno". Estos detergentes incluyen detergente, abrillantador y sal en su composición.

  • El formato más habitual son cápsulas o pastillas.
  • En general la eficacia no es un problema.
  • El brillo es el punto débil de bastantes productos.
  • Los productos de marca son bastante más caros (hasta 2,5 veces más) que los de marca blanca o distribución.

Tipos de detergentes

  1. Pastillas. Pueden ser solo detergente o “todo en uno”. Se trata de las más cómodas y compactas. Por otro lado, deben corregir su eficacia respecto a la inducción al secado.
  2. Geles. Suelen venir en frascos o bolsitas individuales. Aunque han ido ganando fama, resultan menos eficaces que las pastillas.
  3. Detergentes en polvo. Son perfectos para las zonas donde el agua es muy dura y deja en la vajilla restos de cal. Si usamos este componente, junto con abrillantador y sal, favorece un justo lavado. Este procedimiento puede resultarte algo molesto o dificultoso, pero permite ajustar mejor la dosis de estos tres elementos.

Consejos útiles

  • Efecto blanquecino. Este efecto puede deberse a la cal, o al efecto corrosivo del detergente junto a las altas temperaturas del agua. Este último efecto es irreversible. En cambio, el primero podemos quitarlo con vinagre o antical.
  • Programa ECO. Este programa es eficaz siempre y cuando el detergente utilizado sea bueno. Si este es tu caso, podrás ahorrar hasta 1.500 litros de agua al año y 84kWh.
  • ¿Conoces los desodorantes de lavavajillas? No te los recomendamos. Además, de poder causar alergias, ensucian el agua. Si lo que quieres es evitar los malos olores, mantén los filtros y desagües limpios.

Imprimir Enviar por email