Consejos

Hornos de cocina: encastrables y multifunción

07 julio 2014
hornos encastrables

07 julio 2014

El horno es un electrodoméstico presente en la mayoría de cocinas. A la hora de elegir modelo es importante tener en cuenta varios factores, entre ellos el precio. No necesariamente los modelos más caros son los mejores. Con los consejos de la OCU se puede ahorrar hasta 500 euros y acertar en la elección.

Mantienen bien la temperatura

Para cocinar bien, el horno debe mantener la temperatura constante y distribuir el calor uniformemente durante la cocción. Lo normal es que combinen la transmisión del calor por convección tradicional (mediante resistencias eléctricas) y forzada (mediante un ventilador que mueve el aire caliente). Además incorporan la función grill, que permite tostar los alimentos para darles a los platos diferentes acabados. ¿Resultados? En general buenos, aunque algunos hornos son un poco lentos.

El consumo es otro factor a tener en cuenta. Para que se haga una idea, para cocinar una pizza un horno consume lo mismo que 10 bombillas de 60 W durante una hora. En este caso los resultados de consumo también son buenos, pero, ojo, también hay excepciones.

Fáciles de usar y limpiar

Los hornos suelen ser electrodomésticos fáciles de usar. Normalmente tienen sólo dos mandos, uno para las funciones y otro para la temperatura. La puerta se abre sin dificultad y se pueden limpiar sin problemas.

Los modelos que incluyen un sistema de autolimpieza catalítico llevan paneles de superficie rugosa que descomponen la grasa y la suciedad en dióxido de carbono y agua. Los hornos pirolíticos, con un sistema de limpieza más avanzado, son más cómodos, pero más caros. Estos calientan la grasa y los residuos a 500 ºC hasta reducirlos a cenizas.

Cuidado, no se queme

Aunque la mayoría de los fabricantes cumple con la normativa de seguridad en cuanto a la temperatura exterior, algunos modelos presentan un riesgo potencial de quemadura si se toca la puerta o el cristal mientras están funcionando.

Tenga en cuenta que los materiales utilizados en el acabado podrían influir en la seguridad térmica.

Son pocos los modelos que incorporan un sistema de bloqueo para evitar que los niños enciendan el horno accidentalmente.

Un buen horno desde 400 euros

La variedad de precios en los hornos es muy amplia y no siempre el más caro es el mejor. Existe una diferencia entre distintas marcas de casi el doble del precio. Teniendo en cuenta que los hornos más caros pueden alcanzar casi los 1.000 euros, puede ahorrarse más de 500 euros si compara entre distintos modelos. Incluso para el mismo aparato puede ahorrarse unos 100 euros en función del establecimiento donde lo compre. Las tiendas especializadas en electrodomésticos suelen ofrecer los precios más ventajosos: puede encontrar un buen horno por unos 400 euros. En los hipermercados sólo encontrará los precios más altos y mucho menos donde elegir.


Imprimir Enviar por email