Consejos

Campanas extractoras: elija la suya

10 octubre 2013
campanas

10 octubre 2013

Mejor si es de extracción que de recirculación, aunque hay cocinas que no permiten la primera opción. Otra cosa es la estética y el dinero que esté dispuesto a pagar por una campana. Porque los precios varían entre los 60 y los 1.000 euros.

¿Está pensando en comprar una campana? En su elección deben sobre todo los criterios funcionales (el tipo de ventilación de que disponga su cocina es determinante), pero también cuenta la estética. Aquí podrá enterarse de los pros y contras de cada sistema y de cada tipo de campana

Dos formas de funcionar

Las campanas pueden funcionar basándose en dos fundamentos diferentes: la extracción y la recirculación.

Una campana funciona en modo extracción cuando el aire, tras ser aspirado y filtrado, pasa por un conducto que dirige su evacuación hacia el exterior: es preciso que la cocina disponga de salida de humos, que debe tener unas dimensiones establecidas por norma.

En el modo recirculación, no hay manera de evacuar al exterior el aire, la campana se limita a absorberlo y "limpiarlo" (el aire sucio además de pasar por el filtro antigrasas, pasa por otro nuevo filtro, de carbón activado, que absorbe los olores,), para después devolverlo de nuevo a la cocina.

Los resultados son mucho mejores en el modo extracción, pues es la única manera de sacar fuera de la casa los malos humos.

La mayoría de las campanas del mercado pueden funcionar con ambos sistemas.

Campanas convencionales, las de toda la vida

La demanda de este tipo de campanas, las más clásicas, ha descendido mucho en los últimos tiempos. Se colocan encastradas bajo un mueble, y normalmente, los mandos y parte del filtro están a la vista.

Por lo general se trata de modelos sencillos, con prestaciones básicas. También suelen ser las campanas más económicas: cuestan entre 60 y 150 euros.

Campanas extraplanas o telescópicas, las discretas

Estas campanas buscan ofrecer las mejores prestaciones en el mínimo espacio. Están ocultas bajo un mueble, y funcionan cuando se extrae su parte inferior. Su gran ventaja es que permiten aprovechar el espacio, algo interesante si la cocina no es grande.

Su precio ronda de 100 a 150 euros.

Campanas decorativas: para cocinas grandes

De cada dos campanas vendidas en España, una es de este tipo. Las campanas decorativas se cuelgan directamente del techo y requieren disponer de una cocina amplia (resultan ideales para la instalación en isletas).

Muchas incorporan los últimos avances tecnológicos y, en general, consumen menos.

Sus precios varían entre 250 y 1.000 euros.

Para sacarle más partido

  • Al usar su campana, recuerde que mayor velocidad es sinónimo de más ruido.
  • Puede utilizar la velocidad más suave para poner en marcha la campana momentos antes de empezar la cocción (así el aire empezará a converger hacia el filtro). También puede dejarla funcionando un poco después.
  • Es importante limpiar los filtros periódicamente siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • Evite usar productos abrasivos para limpiar la superficie de la campana. Un paño con agua jabonosa dejará impecables las superficies lacadas. Las de acero deben secarse en la dirección del pulido.

Lista de marcas

  • AEG
  • Ariston
  • Balay
  • Bosch
  • Edesa
  • Fagor
  • Indesit
  • Mepansa
  • Miele
  • Pando
  • Siemens
  • Teka
  • Zanussi

  • Imprimir Enviar por email