Guía de compra

Guía de compra de robots aspiradores

25 abril 2016

25 abril 2016

Los aspiradores robots están de moda. La idea de dejar limpiando la casa a uno de estos pequeños artefactos inteligentes, mientras nosotros estamos en la oficina, ya no es ciencia ficción.  Los aspiradores robots todavía tienen que evolucionar mucho. Son cómodos, pero también son caros y su limpieza es mucho menos eficaz que con un aspirador tradicional

¿Cómo funcionan?

Para detectar un obstáculo disponen de sensores para evitar los choques con patas de mesas, sillas o caerse por las escaleras.

Quitan el polvo con un cepillo rotatorio sobre un eje horizontal. También puede contar con pequeños cepillos adicionales colocados sobre los ejes verticales que mueven la suciedad debajo del aspirador para que la recoja el cepillo principal.

La suciedad se deposita en un depósito dentro del aparato. Además, cuentan con un filtro dentro del depósito.

Cada robot dispone de programas de limpieza, que podrás elegir en función de tus necesidades y horarios.

Se recargan en una estación de carga o con un cargador que se conecta al robot.

Ventajas

  • Autónomos y limpian horas sin recargarse.
  • Pequeños. Se guardan en cualquier sitio.
  • Útiles para gente con movilidad reducida o que vive en una casa grande.
  • Funcionan bien sobre suelo duro.

Inconvenientes

  • No aspiran bien las alfombras o moquetas.
  • No llegan bien a los bordes y a los rincones.
  • Depósito de polvo demasiado reducido.
  • Caros: cuesta unos 400 euros de media.

Imprimir Enviar por email