Informe

Servicios funerarios: morir sale caro

31 octubre 2017
funeraria

31 octubre 2017

Morirse no resulta precisamente barato. Si sumamos los costes del velatorio, el ataúd, la inhumación o incineración, además de flores, coche, esquelas, etc. el precio se puede disparar. De media, un entierro sencillo supera los 3.500 euros... pero hay grandes diferencias. Es difícil tener de antemano información que ayude a elegir: es un sector poco transparente y con poca competencia.

¿Qué se paga con ese dinero?

Un entierro cuesta de media unos 3.500 euros, pero... ¿qué se paga con eso?

Parte de los gastos son de las empresas funerarias, que se encarga de servicios como el féretro, la preparación del cuerpo, el coche fúnebre, las flores... y también las esquelas, recordatorios o coches de acompañantes que son costumbre en algunas ciudades.

  • De los costes del servicio funerario el féretro, arca o ataúd es el apartado más caro: un modelo común, sin lujos especiales, cuesta entre 600 y 2.600 euros, pero la media ronda unos 1.200 euros.
  • Las flores tienen cuantía muy variable, pero una corona mediana supera los 100 euros.

En cambio, el precio del cementerio y, en ocasiones, el del tanatorio suelen responder a tasas municipales o de alguna entidad ajena, y también engrosan mucho la cuenta.