Informe

Renta 2013 y preferentes

09 abril 2014
Renta

09 abril 2014

Si eres una de las personas que invirtió en preferentes de entidades después intervenidas por el Estado (Bankia, Novagalicia, Catalunya Caixa), en la declaración de este año tienes que reflejar todo lo que ocurrió el año pasado con tu inversión.

Arbitraje fallido, juicio en espera o ninguna de las dos cosas

Las personas que fueron al arbitraje sin éxito, las que están en espera de sentencia y las que no acudieron ni a una ni a otra vía, deben declarar el canje de las preferentes por acciones y la venta de éstas, en caso de que las vendieran.

El canje se declara como un rendimiento del capital mobiliario negativo por la diferencia entre el capital invertido y el valor de las acciones fijado por el FROB. Este rendimiento solo puede compensarse con otros rendimientos del capital mobiliario positivos de este mismo ejercicio o de los cuatro siguientes (algo sumamente difícil si el importe es elevado).

Si las acciones se vendieron, debe declararse la ganancia o pérdida patrimonial, tomándose como valor de adquisición el día en que se canjearon y como valor de adquisición el fijado por el FROB.

Pongamos un ejemplo con números redondos: si metiste 100.000 euros en preferentes y te aplicaron una quita del 30%, recibiste acciones valoradas en 70.000 euros, por lo que tendrás que declarar un rendimiento negativo de 30.000 euros (100.000 menos 70.000). Si posteriormente vendiste dichas acciones y obtuviste 25.000 euros por ellas, tendrás que declarar además una pérdida patrimonial de 45.000 euros (70.000 menos 25.000).

La venta de acciones de Novagalicia y Catalunya Caixa trajo consigo una pérdida segura, ya que el precio de venta fue inferior al de adjudicación. Como esa pérdida tiene menos de un año, puede compensarse con otras ganancias de menos de un año obtenidas en 2013. Lo que sobre se compensa con una cantidad de como mucho el 10% de los rendimientos netos del trabajo, las actividades económicas y los rendimientos inmobiliarios (salario, alquileres...). Si aún hay exceso, se compensa de igual modo en los cuatro años siguientes.

Si tras presentar tu declaración de IRPF llega la sentencia y es favorable, tendrás que rectificar la declaración presentada y actuar como si el contrato nunca se hubiera producido. Es decir, tendrás que presentar una declaración complementaria del ejercicio 2013, excluyendo los rendimientos negativos y las pérdidas declaradas. Si tus acciones eran de Bankia y la venta te reportó ganancias, tendrás que presentar una “solicitud de rectificación y devolución de ingresos indebidos”, para que te devuelvan los impuestos sobre la ganancia que declaraste y que a la luz de la sentencia, es como si no hubiera existido nunca.