Noticia

¿Cómo te afecta el Brexit?

24 junio 2016

24 junio 2016

Los británicos han apoyado en referéndum la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que ha provocado un terremoto financiero y el desplome de la libra esterlina. Desvelamos cómo afecta al consumidor la salida del Reino Unido de la UE, conocida como Brexit, y el desplome de la libra.

El referéndum celebrado este jueves, 23 de junio, en el Reino Unido ha deparado que los británicos hayan apoyado mayoritariamente la salida del país de la Unión Europea, 43 años después de su unión.

Pese a que las encuestas apuntaban una victoria de los partidarios de la permanencia, no ha sido así, y la primera conmsecuencia ha sido la dimisión del primer ministro británico, David Cameron. La segunda, un terremoto en el mundo financiero y una gran incertidumbre política, económica y financiera para el Reino Unido..

Con la excepción del dólar y el yen, refugios tradicionales en el mercado de divisas, todas las monedas se han depreciado. Pero la libra esterlina ha sufrido una caída estrepitosa frente al dólar, con una pérdida de un 10% de su valor, regresando así a niveles de 1985.

Para quienes tienen previsto ir al Reino Unido, esta caída puede suponer precios más baratos. Pero ojo.

¿Cómo me afecta el Brexit?

La salida del Reino Unido de la UE se conoce comunmente como Brexit. ¿Cómo puede afectarte viajar allí?

En viajes combinados al Reino Unido, debería beneficiarte la caída de la libra, pues el precio del viaje combinado se calcula en función de los tipos de cambio, tarifas de transporte, coste del carburante y tasas e impuestos aplicables en la fecha de edición del programa /folleto, y los contratos de viaje combinado suelen tener unas cláusulas de revisión de precios, por las cuales cualquier variación del precio puede propiciar la revisión del precio final del viaje, tanto al alza como a la baja.

Si tu contrato de viaje combinado prevé la revisión de precios, puedes exigir una rebaja por variación del tipo de cambio, si es que no lo hace la agencia por propia iniciativa. Si el contrato tuviera prevista una cláusula de revisión de precio sólo al alza y no a la baja, podría considerarse abusiva por desequilibrada y podrías reclamar la rebaja correspondiente por la diferencia entre el tipo de cambio en el momento de la contratación y el de la fecha del viaje.

La Ley de Consumidores prevé para viajes combinados en el artículo 157 lo siguiente:

  • Los precios establecidos en el contrato no podrán ser revisados, salvo si éste establece de manera explícita la posibilidad de revisión, tanto al alza como a la baja, y, a tal fin, se definen las modalidades precisas de cálculo.
  • La revisión sólo tendrá lugar para incorporar variaciones del precio de los transportes, incluido el coste del carburante, las tasas e impuestos relativos a determinados servicios y los tipos de cambio aplicados al viaje organizado.

Todas las condiciones contractuales y ventajas que estén supeditadas a la pertenencia a la Unión Europea, siguen en el corto plazo vigentes, pues el proceso de salida formal será largo y al menos durará dos años. Mientras tanto, no debe afectarte. Por ejemplo, en cuanto a la tarjeta sanitaria europea, en los desplazamientos a corto plazo al Reino Unido también podrá usarse. Cuando el Reino Unido deje formalmente de pertenecer a la UE, dependerá de los acuerdos a los que se llegue, pues la tarjeta sanitaria europea también se acepta en el Espacio Económico Europeo en otros países que no pertenecen a la Unión, como Suiza o Noruega.

¿Y los seguros?

La decisión de los británicos no afecta a sus seguros, ya que provisionalmente van a seguir perteneciendo a la UE por lo menos dos años más. Si viajas en los próximos meses a Reino Unido con una póliza de asistencia en viaje, seguirás recibiendo los mismos servicios. Y si viajas con tu coche, la cobertura del seguro no varía.

Una vez se concrete la ruptura con la UE, ésta podría afectar a los seguros de protección jurídica o responsabilidad civil familiar, habitualmente incluidos en los seguros del hogar. Los primeros rara vez exceden el territorio nacional, mientras que los segundos sí.  Los pocos que limitan su territorio a la Unión Europea o Espacio Económico Europeo, si mantienen ese texto, dejarán de ofrecer cobertura en una visita a ese país cuando abandone la UE o, en el segundo caso, si además dejase de pertenecer al Espacio Económico Europeo.

En resumen, como el proceso de desconexión es lento y las pólizas que podrían verse afectadas son de vencimiento anual, tanto las aseguradoras como los asegurados tendrán tiempo para adaptarse a la nueva situación.


Imprimir Enviar por email