Noticia

Menos productos inseguros en Europa

30 mayo 2011
Productos inseguros

30 mayo 2011

Si nos fijamos las notificaciones que realiza el sistema de alerta de la Unión Europea, el sistema RAPEX, cada vez se encuentran en Europa menos productos peligrosos. Aun así, el pasado año se detectaron 2.244 productos peligrosos a la venta en Europa. El sector textil y los juguetes están entre los sectores más afectados.

La crisis de los pepinos alemanes ha puesto en primera plana de actualidad a la red de alertas alimentaria europea. Pero éste no es el único sistema de alerta que funciona en Europa: de los productos peligrosos no alimentarios se ocupa el sistema de alertas rápida de productos de consumo, el RAPEX.

Gracias al RAPEX, cualquier país comunitario puede comunicar la existencia de un producto peligroso, sabiendo que esa información será difundida rápidamente.

¿Cómo funciona el RAPEX?

Cuando un estado miembro de la Unión Europea encuentra un producto peligroso a la venta en su país, puede utilizar este sistema de alerta rápida para ponerlo en conocimiento del resto de países. En función del tipo de riesgo, las autoridades o los propios fabricantes tomarán medidas, que pueden ir desde alertar a los consumidores mediante anuncios en los medios de comunicación, retirar el producto peligroso del mercado o dirigirse directamente a los afectados particulares (por ejemplo, cuando el producto defectuoso es un coche y se conocen los datos de los compradores).

Textiles y juguetes… sobre todo made in China

  • En 2010 se produjeron en Europa 2.244 notificaciones (es decir, avisos de que se encuentran a la venta productos peligrosos)
  • El ránking de países con más notificaciones lo encabezan Alemania y Hungría. España fue el sexto país con más notificaciones. Sin embargo, en 2009 España era el paíse que emitió más notifiaciones
  • Los sectores con más notificaciones de productos peligrosos fueron el textil, los juguetes y los vehículos a motor.
  • Los productos retirados entrañaban distintos tipos de riesgos: de entrada, productos que pueden causar lesiones; después, productos que implican un riesgo químico y por último productos que pueden causar estrangulamiento.
  • La mayor parte de los productos denunciados como peligrosos provenían de China.

La OCU y la seguridad

Los consumidores tienen derecho a contar con productos más seguros. Precisamente, la seguridad de los productos es uno de los criterios clave de nuestros continuos análisis comparativos. Si en estos estudios se detectan problemas de seguridad, de cualquier tipo, en algún producto, la OCU informa de ello tanto a los fabricantes como, si es necesario, a las autoridades competentes.


Imprimir Enviar por email