Actualizado el: 21/01/2021

La importación de un vehículo nuevo o usado:

La importación de un vehículo nuevo o usado está sujeta (salvo algunas excepciones) al cumplimiento de los reglamentos obligatorios categoría europea vigentes en el momento de la solicitud de registro. Sólo confiando en un buen consultor se puede evaluar la viabilidad, analizando las posibles derogaciones aplicables.

La regla general:

La importación de un vehículo nuevo o usado desde un país no comunitario, está sujeta a diferentes normativas que debe cumplir cada consescionario, (salvo algunas excepciones). Por tal motivo es fundamental saber que año pasa importacion, ya que es una de las normativas escenciales y uno de los principales cumplimientos de los reglamentos de la categoría Europea vigentes en el momento de la solicitud de registro.

Precisamente por esta razón, tal vez no sea posible proceder a la nacionalización, ya que un vehículo diseñado y destinado a un mercado no comunitario a menudo no está homologado con arreglo a las directivas comunitarias, sino con arreglo a las normas y directivas previstas para ese mercado no comunitario.

DEROGACIONES:

Son una excepción a la regla general descrita anteriormente:

1. Vehículo acompañado: Vehículo ya matriculado en el extranjero a nombre de la misma persona que traslada su residencia.La principal excepción está constituida por el vehículo ya matriculado en el extranjero a la misma persona que traslada su residencia trayendo (con él) el propio vehículo, solicitando la reinscripción  a su nombre:

Repatriar a un compatriota Extranjero que cambia de residenciaEn este caso también puede registrar un vehículo de un país no comunitario que cumpla las directivas anteriores a las más recientes en vigor.

2. Vehículo históricovehículo registrado en un registro histórico oficial, otra excepción es el vehículo que ya ha adquirido la condición de "vehículo de interés histórico y de coleccionistas", certificado por el Certificado de Relevancia Histórica y de Coleccionistas correspondiente.

También en este caso es posible (sujeto a la verificación de ciertas condiciones especiales) registrar un vehículo de un país no perteneciente a la union europea, que no cumpla las directivas más recientes actualmente en vigor.

3. Casos especialesLas excepciones a la regla de cumplimiento de las directivas más recientes son los vehículos procedentes de:

Los territorios enumerados en el cuadro siguiente están excluidos del territorio de la Comunidad Europea y se consideran (a los efectos de su registro) como países no pertenecientes (es decir, con la obligación de cumplir las últimas reglamentaciones anticontaminación):

Aspectos fiscales: el vehículo debe pasar por la aduanaLos vehículos destinados al territorio deben declararse espontáneamente en una oficina de aduanas a fin de obtener la presentación de la factura de aduanas, necesaria para su posterior reinscripción. A este respecto, traiga consigo los documentos necesarios a efectos de impuestos (factura / contrato de compra, licencia de vehículo, etc.).

Los impuestos exigidos en la aduana, que deben pagar quienes importan un vehículo de un país, deben ser verificados directamente poniéndose en contacto con la Agencia de Aduanas.

Aspectos técnico-administrativos: ¿Cómo funciona? Para importar un automóvil de un país no comunitario, el Departamento de Vehículos Motorizados exige siempre una comprobación técnico-administrativa:

de la documentación requerida, incluida la Ley de Aduanas (véase más arriba) del vehículo, que debe someterse siempre a una inspección y prueba (es decir, con una prueba de identificación en la Oficina de Registro de Vehículos de Motor) de conformidad con el artículo 75 del Código de Circulación.Para facilitar las operaciones de prueba es siempre preferible acompañar la documentación del vehículo con una Ficha Técnica.

260 Visualizaciones 0 Respuestas 0 Votos
Inicia sesión con tu cuenta para acceder.
User name

Unirme a la conversación

Participa dejando tu comentatio o pregunta en Movilidad sostenible de Movilidad.

Comentarios

No hay comentarios