Actualizado el: 02/08/2018

Mantenimiento sistemas solares térmicos, tan importante como la instalación

La gran mayorías de las instalaciones solares térmicas para ACS de nuestro país (64%) proceden de la obligatoriedad de cumplir con el Código Técnico de la Edificación (CTE). No obstante, prácticamente la mitad de este porcentaje de instalaciones no funciona adecuadamente, bien por un mantenimiento inadecuado o inexistente, o incluso, por una mala instalación del sistema. 

Las comunidades de vecinos son las grandes afectadas. Generalmente los propietarios desconocen que el sistema no funcione, o no lo haga con el nivel de eficiencia adecuado; debido a que el sistema auxiliar que respalda la instalación sigue cubriendo la demanda, por lo que el servicio sigue funcionando con normalidad.

¿Cómo detectar si el sistema está funcionando correctamente?

Si se trata de una mejora sobre una instalación ya existente, una de las mejores formas para evaluar si el sistema está funcionando adecuadamente es comparar la factura anterior a la instalación con una actual, y comprobar si realmente estamos obteniendo un ahorro.

Si esto no es posible, otra buena forma de evaluar si el sistema está trabajando o no, es observando en el termómetro que llevan incorporado si en horas de buena radiación solar (horas centrales del día), aumenta la temperatura del fluido que contienen.

Entonces, ¿cómo debe realizarse un correcto mantenimiento?

Se definen tres ámbitos de actuación en los que se dividen todas las operaciones necesarias para asegurar el buen funcionamiento, aumentar la fiabilidad y prolongar la vida útil de la instalación:

1. Plan de Vigilancia

Actuaciones para asegurar que los valores operacionales de la instalación son correctos. Es un plan de observación simple de los parámetros principales (captadores, circuito primario, circuito secundario) para verificar que la instalación funciona y lo más importante, que lo hace correctamente.

2. Plan de mantenimiento

Según el CTE, el mantenimiento de estos sistemas implicará, como mínimo:

• Una revisión anual para instalaciones de superficie de captación ≤ 20 m2.

• Una revisión semestral para instalaciones de superficie de captación > 20 m2.

El plan de mantenimiento debe realizarse por personal técnico competente que conozca la tecnología solar térmica y las instalaciones mecánicas en general.

Además, la instalación deberá contar con un libro de mantenimiento en el que se reflejen todas las operaciones realizadas.

-        Preventivo

Operaciones de inspección visual, verificación de actuaciones y otras operaciones que aplicadas a la instalación, deben permitir mantener dentro de los límites aceptables (definidos por el fabricante), las condiciones de funcionamiento, prestaciones, protección y durabilidad de la instalación.

-        Correctivo

Surge de las incidencias detectadas en las operaciones de vigilancia y mantenimiento preventivo cuando hay algún tipo de fallo en la instalación que es preciso subsanar o algún componente defectuoso que debe sustituirse.

Anímate y comienza a ahorrar aún más gracias a nuestra I Compra Colectiva de Sistemas Solares Térmicos.

Únete

¿Te ha parecido útil esta información? ¿Te ha servido de ayuda?

Únete a nuestra comunidad: sólo debes registrarte. No te costará nada, tardarás un minuto y podrás:

  • Preguntar y pedir consejos
  • Leer las aportaciones de los miembros de la comunidad
  • Participar con tu experiencia
  • Recibir las respuestas de expertos en energías renovables

Regístrate en OCU para participar en la comunidad.

ENTRA o  Regístrate

Comentarios

User name
JOSE ANTONIO FERNANDEZ
01/08/2018

Tengo una duda, la instalación individual de ACS con dos paneles y depósito de 300 litros, en verano la temperatura del agua alcanza más de 90*; cuando nos vamos de vacaciones la temperatura puede alcanzar los 100* ya que no se consume agua.
Sería necesario tapar una de las placas para evitar que se alcancen temperaturas tan altas?? O por el contrario eso no afecta negativamente a la instalación???

Saludos

User name Moderator
Equipo RenoVamos | Moderador ,ha respondido:
02/08/2018

Buenos días Jose Antonio,

Efectivamente para un mejor mantenimiento y durabilidad de la instalación se recomendaría adoptar alguna de las siguientes medidas:

  • Dotar a la instalación de la posibilidad de disipar dichos excedentes, a través de equipos específicos o mediante la circulación nocturna del circuito primario.
  • Tapado parcial del campo de captadores.
  • Vaciado parcial del campo de captadores
  • Desvío de los excedentes energéticos a otras aplicaciones existentes.

De hecho, el Código Técnico de la Edificación limita a que no haya más de 3 meses consecutivos que superen el 100% de la demanda, y que ningún mes sobrepase la contribución solar del 110 % de la demanda energética.

Esperamos que esto te resulte útil,

Atentamente

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud de acuerdo de subvención nº 749402. El contenido de esta publicación no representa necesariamente la opinión de la Unión Europea. Ni el EASME ni la Comisión Europea son responsables del uso que pueda hacerse de las informaciones aquí publicadas.