Noticia

Toyota iQ: pequeño, seguro... y caro

16 julio 2009

16 julio 2009

El iQ, con 5 estrellas Euro NCAP, es apenas 30 cm mayor que el Smart, y puede albergar cuatro pasajeros. Se trata de un pequeño utilitario eminentemente urbano. Esn carretera, sus puntos débiles se hacen más evidentes: falta de comodidad, poca respuesta del motor, maletero casi inexistente cuando se usan las cuatro plazas…

El iQ se dirige al mismo tipo de usuario que el Smart, especialmente a aquéllos que a veces llevan a un tercer o cuarto pasajero a bordo. El modelo de Toyota es algo más largo (30 cm) y ancho (12 cm): esto ha bastado para dotar a este mini utilitario de dos plazas más, manteniendo las ventajas del Smart respecto a la facilidad de aparcamiento, por ejemplo. Aun así, tiene algunos “peros”, como el hecho de que unos montantes de los cristales demasiado voluminosos y los reposacabezas traseros limiten mucho la visibilidad trasera

Espacio reducido

El Toyota IQ cuenta con un maletero de tan solo 30 litros. Para aumentarlo, los asientos traseros pueden abatirse por separado, con lo que se puede liberar un volumen de hasta 245 litros, que ya es más de lo que ofrece el Smart.
Los asientos delanteros no se pueden regular en altura, pero son cómodos y aseguran un apoyo suficiente… los traseros, por el contrario, disponen de espacio reducido para la cabeza, lo que sumado a un suelo demasiado alto, provocarán incomodidad a las personas de más de 1,70 metros de altura. Las suspensiones rígidas no aportan comodidad en las carreteras más accidentadas.

El motor es suave, sin apenas vibraciones. La caja de cambios es precisa, pero sus desarrollos, demasiado largos, obligan a jugar con el cambio.

Precio y consumo

El Toyota iQ 1.0 gasolina se puede comprar a partir de 11.340 euros en su versión más básica (llega a los 14.090 euros en su versión con motor 1.33 VTI). Por ese dinero, el consumidor dispondrá de un motor de gasolina de 3 cilindros, con 1 litro de cilindrada y desarrollando 50 kW (68 CV) a 6.000 rpm. Se trata de un precio bastante elevado para lo que ofrece el coche. El siguiente modelo de Toyota por tamaño, el Aygo, se puede comprar a partir de 7.410 euros, es decir, es bastante más barato y ofrece más espacio. Nuestro laboratorio ha medido un consumo medio de 5,5 l/100 km, y unas emisiones de CO2 de 124 g/km, es decir 25 g/km más que lo que anuncia el fabricante.

Si está pensando en comprar un coche, le aconsejamos que antes consulte nuestra Base de datos, con información de todos lo modelos del mercado.

Un coche seguro

La seguridad no se ha visto comprometida por las reducidas dimensiones del más pequeño de Toyota: la mejor prueba de ello son las 5 estrellas que obtiene en las pruebas de colisión Euro NCAP 2009.

Los al menos 9 airbags con que está equipado este modelo (uno de ellos para las rodillas del conductor, y otro bajo el asiento del copiloto para evitar que se deslice bajo el cinturón) han contribuido a su excelente valoración: merece un 91% en la seguridad de los ocupantes adultos. En lo que respecta a los dispositivos de seguridad, el Toyota iQ merece un 86%, por la presencia del ESP (Electronic Stability Program), de serie, y de cinturones con pretensor en cada asiento.

La seguridad de los niños es correcta. No obstante, el fabricante debería dedicar sus esfuerzos a reforzar la seguridad de los usuarios más débiles: aunque el parachoques no es excesivamente lesivo para un peatón, las aletas delanteras son muy peligrosas.

La valoración de la OCU

Lo mejor:

  • Seguridad
  • Radio de giro reducido

Lo peor:

  • Visibilidad trasera
  • Comodidad
  • Motor con poca respuesta y consumo elevado
  • Ausencia casi total de maletero cuando no se abaten los asientos traseros

Imprimir Enviar por email